Exodo  10 Biblia Jerusalén (1998) | 29 versitos |
1 Yahvé dijo a Moisés: "Preséntate al faraón, porque yo le he hecho obcecarse a él y a sus siervos, para realizar mis signos en medio de ellos;
2 y para que puedas contar a tu hijo y a tu nieto cómo manejé a Egipto y los signos que realicé en medio de ellos. Así sabréis que yo soy Yahvé."
3 Moisés y Aarón se presentaron ante el faraón y le dijeron: "Así dice Yahvé, el Dios de los hebreos: ¿Hasta cuándo te resistirás a humillarte ante mí? Deja salir a mi pueblo para que me dé culto.
4 Si te niegas a dejar salir a mi pueblo, mañana traeré las langostas sobre tu territorio;
5 y cubrirán la superficie de la tierra, de tal modo que no podrá verse el suelo. Devorarán lo que os quedó de la granizada y comerán todos los árboles que crecen en vuestros campos.
6 Llenarán tus casas, las casas de tus siervos y todas las casas de Egipto. Ni tus padres ni tus abuelos vieron nunca una cosa así desde que habitan en la tierra hoy." Moisés se retiró y salió de la presencia del faraón.
7 Los siervos del faraón le dijeron: "¿Hasta cuándo nos tenderá ése un lazo a nosotros? Deja salir a esa gente y que dé culto a Yahvé, su Dios. ¿Aún no te das cuenta de que Egipto se está arruinando?".
8 Hicieron volver a Moisés y a Aarón ante el faraón y éste les dijo: "Id a dar culto a Yahvé, vuestro Dios. Pero ¿quiénes van a ir?"
9 Moisés respondió: "Iremos con nuestros niños y nuestros ancianos, con nuestros hijos y nuestras hijas, con nuestras ovejas y nuestras vacas, pues tenemos que celebrar la fiesta de Yahvé."
10 Él les dijo: "¡Que Yahvé esté con vosotros lo mismo que yo voy a dejaros salir con vuestros pequeños! A la vista están vuestras malas intenciones.
11 No lo permitiré; salid si queréis los varones solos y dad culto a Yahvé, pues eso es lo que buscabais." Y los echaron de la presencia del faraón.
12 Yahvé dijo a Moisés: "Extiende tu mano sobre el país de Egipto para que venga la langosta; que invada el país de Egipto y devore toda la hierba del país y cuanto quedó del granizo."
13 Moisés extendió su cayado sobre el país de Egipto y Yahvé hizo soplar el viento del este sobre el país todo aquel día y toda la noche. Y cuando amaneció, el viento del este había traído la langosta.
14 La langosta invadió todo el país de Egipto y se posó en todo el territorio egipcio; una nube de langostas como no la había habido hasta entonces ni la habría después.
15 Cubrió toda la superficie del país, oscureciendo la tierra; devoró toda la hierba del país y todos los frutos de los árboles que el granizo había dejado. No quedó nada verde ni en los árboles ni en los campos en todo el país de Egipto.
16 El faraón se apresuró a llamar a Moisés y a Aarón, y dijo: "He pecado contra Yahvé, vuestro Dios, y contra vosotros.
17 Perdonad mi pecado por esta vez y rogad a Yahvé, vuestro Dios, que aparte de mí esta plaga mortífera."
18 Moisés salió de la presencia del faraón y rogó a Yahvé.
19 Yahvé cambió la dirección del viento, que sopló con toda fuerza del este y se llevó la langosta y la arrojó al mar de Suf. No quedó ni una langosta en todo el territorio de Egipto.
20 Pero Yahvé hizo que el faraón se obstinara y no dejó salir a los israelitas.
21 Yahvé dijo a Moisés: "Extiende tu mano hacia el cielo y aparezcan sobre el país de Egipto tinieblas, tinieblas densas."
22 Extendió Moisés su mano hacia el cielo y unas densas tinieblas cubrieron durante tres días el país de Egipto.
23 No se veían unos a otros, y nadie se levantó de su sitio por espacio de tres días, mientras que todos los israelitas tenían luz en sus lugares de residencia.
24 El faraón llamó a Moisés y le dijo: "Id y dad culto a Yahvé; que se queden solamente vuestras ovejas y vuestras vacas. También vuestros niños podrán ir con vosotros."
25 Moisés replicó: "Tienes que dejarnos llevar también reses para ofrecer sacrificios y holocaustos a Yahvé, nuestro Dios.
26 Nuestro ganado vendrá también con nosotros. No quedará ni una res, porque de él hemos de tomar para dar culto a Yahvé, nuestro Dios. Aún no sabemos qué vamos a ofrecer a Yahvé hasta que lleguemos allá."
27 Yahvé hizo que el faraón se obstinara y no quisiera dejarlos salir.
28 Y el faraón dijo a Moisés: "Lárgate y no vuelvas a presentarte ante mí, pues si te vuelvo a ver por aquí, morirás"
29 Respondió Moisés: "Tú lo has dicho: no volveré a presentarme ante ti."

Patrocinio

 
 

Introducción a Exodo 

*

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_12:26; Éxo_13:8; Deu_4:9; Deu_6:7; Deu_6:20-25; Jos_4:6 s; Jos_4:21 s; Éxo_8:6 [Éxo_8:10]



NOTAS

10:11 En vez de una salida en masa (Éxo_10:9), el faraón, desconfiado, preferiría que las mujeres y los niños quedaran como rehenes.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Sal_78:46; Sal_105:34


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Apo_9:3 s


NOTAS

10:15 «oscureciendo la tierra» hebr.; «el país fue devastado» griego; «devastándolo todo» Vulg.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Sab 17:1—18:4


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Sal_105:28; Apo_16:10