Exodo  12 Biblia Jerusalén (1998) | 51 versitos |
1 Yahvé dijo a Moisés y a Aarón en el país de Egipto:
2 "Este mes será para vosotros el primero de los meses; será para vosotros el primer mes del año.
3 Decid a toda la comunidad de Israel: El día diez de este mes cada uno tomará una res por familia, una res por casa.
4 Si la familia es demasiado pequeña para comer la res, que la comparta con el vecino más próximo, teniendo en cuenta el número de personas y la ración que cada cual pueda comer.
5 Será una res sin defecto, macho, de un año. La escogeréis entre los corderos o los cabritos.
6 La guardaréis hasta el día catorce de este mes; y, congregada toda la comunidad de Israel, la inmolará al atardecer.
7 Tomaréis luego la sangre y untaréis las dos jambas y el dintel de las casas donde la comáis.
8 Esa noche comeréis la carne. La comeréis asada al fuego, con ázimos y con hierbas amargas.
9 No comeréis de ella nada crudo ni cocido, sino asado al fuego con su cabeza, patas y vísceras.
10 No dejaréis nada hasta la mañana; pero si sobra algo, al amanecer lo quemaréis.
11 La comeréis así: con la cintura ceñida, los pies calzados y el bastón en la mano; y la comeréis de prisa. Es la Pascua de Yahvé.
12 Esa noche yo pasaré por el país de Egipto y mataré a todos los primogénitos del país de Egipto, de los hombres y de los animales, y haré justicia con todos los dioses de Egipto. Yo, Yahvé.
13 La sangre os servirá de señal en las casas donde estéis. Cuando yo vea la sangre, pasaré de largo; y no os afectará la plaga exterminadora, cuando yo hiera al país de Egipto.
14 Este día será memorable para vosotros; en él celebraréis fiesta a Yahvé; de generación en generación como ley perpetua, lo festejaréis."
15 "Durante siete días comeréis ázimos; desde el primer día retiraréis de vuestras casas la levadura. El que coma pan fermentado, cualquiera de esos siete días, será cercenado de Israel.
16 El primer día tendréis una asamblea santa y el día séptimo tendréis otra asamblea santa. En esos días no haréis trabajo alguno, salvo la comida para cada uno. Esto es lo único que podréis hacer.
17 Guardaréis la fiesta de los Ázimos, porque ese mismo día saqué yo vuestros ejércitos del país de Egipto. Guardad ese día, de generación en generación, como ley perpetua.
18 Comeréis ázimos en el mes primero, desde el día catorce por la tarde hasta el día veintiuno por la tarde.
19 Durante siete días no habrá levadura en vuestras casas. El que coma algo fermentado, sea forastero o indígena, será cercenado de la comunidad de Israel.
20 No comeréis nada fermentado; en todo lugar donde habitéis, comeréis ázimos."
21 Moisés llamó a todos los ancianos de Israel y les dijo: "Escogeos una res por familia e inmolad la pascua.
22 Tomad un manojo de hisopo, mojadlo en la sangre del recipiente y untad el dintel y las dos jambas con la sangre del recipiente; y ninguno de vosotros saldrá por la puerta de su casa hasta la mañana.
23 Yahvé pasará para herir a los egipcios, pero al ver la sangre en el dintel y en las dos jambas, Yahvé pasará de largo por aquella puerta y no permitirá al Exterminador entrar en vuestras casas para herir.
24 Observad todo esto como ley perpetua para vosotros y para vuestros hijos.
25 Cuando entréis en la tierra que Yahvé os dará, como prometió, observaréis este rito.
26 Y cuando vuestros hijos os pregunten: "¿Qué significa este rito para vosotros?",
27 responderéis: "Es el sacrificio de la Pascua de Yahvé, que pasó de largo por las casas de los israelitas en Egipto hiriendo a los egipcios y preservando nuestras casas."" Entonces el pueblo se inclinó y se postró.
28 Los israelitas fueron e hicieron como Yahvé había mandado a Moisés y a Aarón; así lo hicieron.
29 A media noche, Yahvé hirió a todos los primogénitos del país de Egipto, desde el primogénito del faraón, que se sienta en el trono, hasta el primogénito del preso, que está en la cárcel, y todos los primogénitos de los animales.
30 Aquella noche se levantó el faraón, sus servidores y todos los egipcios, y hubo grandes alaridos en Egipto, porque no había casa donde no hubiese un muerto.
31 El faraón llamó a Moisés y a Aarón de noche y les dijo: "Levantaos, salid de en medio de mi pueblo, tanto vosotros como los israelitas, e id a dar culto a Yahvé, como habéis dicho.
32 Tomad también vuestros rebaños y vuestras vacas, como habéis pedido, y marchad. Saludadme."
33 Los egipcios presionaban al pueblo para que saliese rápidamente del país, pues decían: "Vamos a morir todos."
34 El pueblo recogió la masa sin fermentar y, envolviendo las artesas en mantos, la cargaron a hombros.
35 Los israelitas actuaron conforme a la palabra de Moisés y pidieron a los egipcios objetos de plata, objetos de oro y vestidos.
36 Yahvé hizo que el pueblo se ganara el favor de los egipcios, que accedieron a su petición. Así despojaron a los egipcios.
37 Los israelitas partieron de Ramsés hacia Sucot, unos seiscientos mil hombres de a pie, sin contar los niños.
38 Salió también con ellos una gran muchedumbre, con ovejas y vacas; una cantidad enorme de ganado.
39 Cocieron la masa que habían sacado de Egipto en panes ázimos, pues aún no había fermentado. Cuando fueron expulsados de Egipto no pudieron detenerse ni hacerse con provisiones para el camino.
40 La estancia de los israelitas en Egipto duró cuatrocientos treinta años.
41 El mismo día que se cumplían los cuatrocientos treinta años, salieron del país de Egipto todos los ejércitos de Yahvé.
42 Aquella noche, Yahvé veló para sacarlos del país de Egipto. Y esa noche los israelitas velarán en honor de Yahvé, de generación en generación.
43 Yahvé dijo a Moisés y a Aarón: "Ésta es la ley de la Pascua: Ningún extranjero la comerá.
44 Los esclavos que hayas comprado, si los circuncidas, podrán comerla.
45 El forastero y el jornalero no la comerán.
46 Se ha de comer en una sola casa; no sacaréis fuera de casa nada de carne, ni le quebraréis ningún hueso.
47 Toda la comunidad de Israel la celebrará.
48 Si un emigrante que vive contigo desea celebrar la Pascua de Yahvé, se circuncidará y entonces se acercará para celebrarla, pues será como los nativos; pero ningún incircunciso podrá comerla.
49 Habrá una misma ley para el indígena y para el emigrante que vive con vosotros."
50 Todos los israelitas obraron así. Hicieron exactamente lo que Yahvé mandó a Moisés y a Aarón.
51 Aquel mismo día, Yahvé sacó del país de Egipto a los israelitas, por escuadrones.

Patrocinio

 
 

Introducción a Exodo 

*

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_34:18; Lev_23:5-8; Núm_28:16-25; Deu_16:1-8; Eze_45:21-24; Mat_26:17 sp; Luc_22:15-16; 1Co_5:7

NOTAS

12 El largo pasaje sobre la Pascua, 12:1—13:16 comprende una fuente antigua de tradición yahvista, Éxo_12:21-23, Éxo_12:27, Éxo_12:29; adiciones en el estilo del Deuteronomio, Éxo_12:24-27 a; Éxo_13:3-16; quizá Éxo_13:1-2; y algunas adiciones de la redacción sacerdotal: las leyes rituales y la significación de la Pascua, Éxo_12:1-20, Éxo_12:28, Éxo_12:40. Compárense con estas adiciones los rituales de Lev_23:5-8; Núm_28:16-25; Deu_16:1-8. En realidad, la Pascua y los Ázimos son dos fiestas originariamente distintas, puesto que los Ázimos eran una fiesta agrícola que no se comenzó a celebrar hasta Canaán y que sólo después de la reforma de Josías fue unida a la fiesta de la Pascua. La Pascua, de origen preisraelita, es una fiesta anual de pastores nómadas orientada a la protección de los rebaños. El comienzo del relato antiguo, Éxo_12:21, que la menciona sin explicación, supone que ya era conocida y probablemente se trata de la «fiesta de Yahvé», para cuya celebración Moisés pedía permiso al faraón, ver Éxo_5:1+. Así pues, la conexión entre la Pascua, la décima plaga y la salida de Egipto es solamente ocasional: la salida tuvo lugar en el momento de la fiesta. Pero esta coincidencia de fecha justifica que las adiciones deuteromizantes de Éxo_12:24-27; Éxo_13:3-10 expliquen la fiesta de la Pascua (y de los Ázimos) como el memorial de la salida de Egipto, ver el Deuteronomio mismo, Éxo_16:1-3. La tradición sacerdotal vincula todo el ritual de la Pascua a la décima plaga y a la salida de Egipto, Éxo_12:11-14, Éxo_12:42. Por lo demás, esta conexión es más antigua, porque el relato yahvista, Éxo_12:34+, Éxo_12:39, relaciona el antiguo rito pascual de los panes sin levadura con la salida de Egipto. Pero al poner estos ritos en relación histórica con la salida de Egipto, acontecimiento decisivo de la vocación de Israel, adquirieron un significado religioso totalmente nuevo: expresaron la salvación concedida al pueblo por Dios, tal como se explicaba en la instrucción que acompañaba a la fiesta, Éxo_12:26-27; Éxo_13:8. La Pascua judía preparaba así la Pascua cristiana: Cristo, Cordero de Dios, es inmolado (la Cruz) y comido (la Cena) en el marco de la Pascua judía (la Semana Santa). Trae así la salvación al mundo, y la renovación mistérica de este acto de redención se convierte en el centro de la liturgia cristiana, que se organiza en torno a la misa, sacrificio y manducación.



NOTAS

12:2 El primer mes de la primavera, correspondiente a nuestro marzo-abril, que se llamaba Abib en el antiguo calendario, Deu_16:1, y que se llamará Nisán en el calendario postexílico de origen babilónico.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Lev_22:19 s; 1Pe_1:19


NOTAS

12:6 Lit. «entre las dos tardes», es decir, entre el ocaso del sol y la noche cerrada (samaritanos) o entre la caída y la puesta del sol (fariseos y Talmud).

NOTAS

12:8 Es decir, los panes sin levadura, ver Éxo_12:1+.

NOTAS

12:10 Para evitar la profanación. El griego añade: «No se ha de quebrar ni uno de sus huesos», ver Éxo_12:46.

NOTAS

12:11 (a) Como para emprender viaje.

12:11 (b) Se desconoce la etimología de pesaj. La Vulg. lo explica: «es decir el paso», pero esto no tiene apoyo en el hebreo. Éxo_12:13, Éxo_12:23, Éxo_12:27 explica que Yavhé ha «saltado» u «omitido» o «protegido» las casas de los israelitas, pero se trata de una explicación secundaria.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Núm_33:4


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Lev_1:5+

NOTAS

12:13 O, corrigiendo: «no habrá contra vosotros golpe alguno del Exterminador» (ver Éxo_12:23).

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_13:3-10; Éxo_23:15

[2] 1Co_5:7


NOTAS

12:21 Según hebr.; «Id» griego.

NOTAS

12:22 Planta aromática utilizada en diversos ritos de purificación, Núm_19:6; Sal_51:9 [Sal_51:7]; Heb_9:19.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Eze_9:4-7

[2] Heb_11:28

NOTAS

12:23 En el ritual preisraelita de la Pascua, el Exterminador era el demonio que personificaba los peligros que amenazaban al rebaño y a la familia; y para protegerse de sus ataques se ponía sangre en las puertas de las casas, primitivamente de las tiendas. El ángel exterminador, 1Co_10:10; Heb_11:28, es el mensajero encargado de las venganzas divinas. Comp. Gén_19:1; 2Sa_24:16; 2Re_19:35.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_6:20-25; Éxo_10:2+


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_11:4-8; Éxo_13:11+; Sab_18:6-19; Sal_78:51; Sal_105:36; Sal_135:8; Sal_136:10


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_3:21-22; Éxo_11:2

[2] Sab_10:17


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_33:1-6; Núm_33:3-5; Núm_1:46+

NOTAS

12:37 Esta cifra, muy exagerada, puede representar un censo de todo el pueblo de Israel en la época del documento yahvista.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Núm_11:4; Lev_24:10-14


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Gén_15:13; Gál_3:17; Hch_7:6

NOTAS

12:39 Estos panes sin fermentar no son los ázimos del ritual posterior, sino un elemento del ritual antiguo de la Pascua, fiesta de los nómadas que habitualmente comen pan no fermentado, ver Jos_5:11. La tradición yahvista vio en ello una señal de las prisas con que se había salido de Egipto.

NOTAS

12:40 Sam. y griego incluyen en esta cifra toda la estancia de los Patriarcas en Canaán.

NOTAS

12:43 La víctima, no la fiesta. Los vv. Éxo_12:43-50 precisan en qué condiciones podrán tomar parte los que no pertenecen a Israel en la manducación de la Pascua y cómo ha de ser preparada ésta. Estas disposiciones completan el ritual sacerdotal de los vv. Éxo_12:3-11. El israelita es considerado aquí como el «ciudadano» del país, Éxo_12:48, el verdadero autóctono en Canaán.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Gén_17:10+


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Núm_9:12; Jua_19:36


NOTAS

12:48 El forastero asentado en Israel, el gêr, goza de un estatuto especial, como el meteco en Atenas y el incola en Roma. Así pues, los Patriarcas han sido forasteros con residencia en Canaán, Gén_23:4; los israelitas lo fueron en Egipto, Gén_15:13; Éxo_2:22. Después de la conquista de Tierra Santa, los papeles se han invertido: los israelitas son los ciudadanos del país y acogen a los forasteros como residentes, Deu_10:19. Estos extranjeros domiciliados se hallan sometidos a las leyes, Lev_17:15; Lev_24:16-22, obligados al sábado, Éxo_20:10; Deu_5:14. Son admitidos a presentar ofrendas a Yahvé, Núm_15:15-16, y a celebrar la Pascua, Núm_9:14, mas para esto deben circuncidarse, aquí Éxo_12:48. Así se va preparando el estatuto de los prosélitos de la época griega, ver ya Isa_14:1. La ley protege a los «económicamente débiles», Lev_23:22; Lev_25:35; Dt 24 passim; Deu_26:12. Este último texto y Deu_12:12 los equipara a los levitas, que tampoco tienen parte en Israel; ya Jue_17:7 llama al levita de Belén «forastero residente» en Judá; comp. Jue_19:1. En la versión griega, el gêr será el «prosélito», Mat_23:15.