Exodo  24 Biblia Jerusalén (1998) | 18 versitos |
1 Después dijo a Moisés: "Sube a Yahvé, tú, Aarón, Nadab y Abihú, y setenta ancianos de Israel y postraos a lo lejos.
2 Moisés se acercará solo a Yahvé; ellos no se acercarán ni el pueblo subirá con ellos."
3 Moisés vino y transmitió al pueblo todas las palabras de Yahvé y todas sus normas. Y todo el pueblo respondió a una: "Cumpliremos todas las palabras que ha dicho Yahvé."
4 Entonces Moisés escribió todas las palabras de Yahvé; se levantó temprano y construyó al pie del monte un altar con doce estelas por las doce tribus de Israel.
5 Luego mandó a algunos jóvenes israelitas que ofreciesen holocaustos e inmolaran novillos como sacrificios de comunión para Yahvé.
6 Moisés tomó la mitad de la sangre y la echó en vasijas; la otra mitad la derramó sobre el altar.
7 Tomó después el libro de la Alianza y lo leyó ante el pueblo, que respondió: "Obedeceremos y haremos todo cuanto ha dicho Yahvé."
8 Entonces Moisés tomó la sangre, roció con ella al pueblo y dijo: "Ésta es la sangre de la Alianza que Yahvé ha hecho con vosotros, de acuerdo con todas estas palabras."
9 Moisés subió con Aarón, Nadab y Abihú y setenta ancianos de Israel,
10 y vieron al Dios de Israel. Bajo sus pies había como un pavimento de zafiro, trasparente como el mismo cielo.
11 Él no extendió su mano contra los notables de Israel, que vieron a Dios, y después comieron y bebieron.
12 Yahvé dijo a Moisés: "Sube hacia mí, al monte; quédate allí y te daré las tablas de piedra, con la ley y los mandamientos que he escrito para que los enseñes."
13 Se levantó Moisés, con Josué, su ayudante; y subieron al monte de Dios.
14 Dijo a los ancianos: "Esperadnos aquí hasta que volvamos. Aarón y Jur quedan con vosotros; el que tenga algún problema que recurra a ellos."
15 Después Moisés subió al monte. La nube cubría el monte.
16 La gloria de Yahvé descansaba sobre el monte Sinaí y la nube lo cubrió durante seis días. Al séptimo día, Yahvé llamó a Moisés de en medio de la nube.
17 La gloria de Yahvé aparecía a los israelitas como fuego devorador sobre la cumbre del monte.
18 Moisés penetró en la nube y subió al monte. Moisés permaneció en el monte cuarenta días y cuarenta noches.

Patrocinio

 
 

Introducción a Exodo 

*

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_19:20; Éxo_28:1

[2] Núm_11:16

NOTAS

24 Este relato combina dos presentaciones de la Alianza: 1º, Éxo_24:1-2, Éxo_24:9-11, tradición yahvista (?), la Alianza se sella con una comida; 2º Éxo_24:3-8, tradición elohísta cuya parte esencial es el rito de la sangre esparcida sobre el altar y sobre el pueblo. Una tercera presentación, yahvista, se dará en Ex 34.



REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jos_24:16-24

NOTAS

24:3 Las «palabras», únicas que se mencionan a continuación, se refieren al Decálogo, ver Éxo_20:1, llamado «libro de la Alianza» en el Éxo_24:7. Las «normas» son una adición posterior a la inserción del Código de la Alianza, ver Éxo_21:1.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_34:27-28

[2] Jos_4:3-9; Jos_4:20-24; Jos_24:26-27; 1Re_18:31


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Sal_50:5; Heb_9:18 s; Mat_26:28 p; 1Pe_1:2

NOTAS

24:8 Moisés, intermediario entre Yahvé y el pueblo, los une simbólicamente derramando sobre el altar, que representa a Yahvé, y luego sobre el pueblo, la sangre de una misma víctima. De este modo, el pacto es ratificado por la sangre, ver Lev_1:5+, como la Nueva Alianza lo será por la sangre de Cristo, Mat_26:28+; Heb_9:12-16+.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_33:20+; Eze_1:26; Apo_4:2-3


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_31:18; Éxo_32:15 s; Éxo_34:1; Éxo_34:4; Éxo_34:28; Deu_4:13; Deu_5:22; Deu_9:9; Deu_9:15; Deu_10:1-5; Jos_1:1+

NOTAS

24:12 Los vv. Éxo_24:12-15 y Éxo_24:18 b serían de origen elohísta; los vv. Éxo_24:15-18 son un relato paralelo de tradición sacerdotal.

NOTAS

24:13 «subieron» griego; «y Moisés subió» hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_19:3


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_19:9

NOTAS

24:16 La «gloria de Yahvé», en la tradición sacerdotal, Éxo_13:22+, es la manifestación de la presencia divina. Es un fuego que se distingue claramente, aquí y Éxo_40:34-35, de la nube que lo acompaña y lo envuelve. Estos rasgos están tomados de las grandes teofanías que se desarrollan en el marco de una tempestad, Éxo_19:16+, pero se impregnan de un sentido superior: esta brillante luz, cuyos reflejos irradiará el rostro de Moisés, Éxo_34:29, expresa la majestad inaccesible y temible de Dios, y puede aparecer con independencia de toda tempestad, Éxo_33:22. La «gloria» llena la Tienda recién levantada, Éxo_40:34-35, como también tomará posesión del templo de Salomón, 1Re_8:10-11. Ezequiel ve cómo abandona Jerusalén en vísperas de su destrucción, Eze_9:3; Eze_10:4, Eze_10:18-19; Eze_11:22-23, y vuelve al nuevo santuario, Eze_43:1 s, pero esta «gloria» es para él una luminosa apariencia humana, Eze_1:26-28. En otros textos, especialmente en los Salmos, la gloria de Yahvé expresa únicamente la majestad de Dios o el honor que se le debe, a menudo con un matiz escatológico, o también, Éxo_15:7, su poder milagroso; ver la «gloria» de Jesús, Jua_2:11; Jua_11:40.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_4:36


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_9:9; Éxo_34:28

NOTAS

24:18 Compárense los cuarenta días del viaje de Elías hacia el Sinaí, 1Re_19:8, y los cuarenta días de Cristo en el desierto, Mat_4:2 p.