Exodo  34 Biblia Jerusalén (1998) | 35 versitos |
1 Yahvé dijo a Moisés: "Tállate dos tablas de piedra como las primeras, sube donde mí, al monte y yo escribiré en ellas las palabras que había en las primeras tablas que rompiste.
2 Prepárate para mañana; sube temprano al monte Sinaí y aguárdame allí en la cumbre del monte.
3 Que nadie suba contigo, ni aparezca nadie en todo el monte. Ni siquiera las ovejas o las vacas pasten en el monte."
4 Moisés labró dos tablas de piedra como las primeras, se levantó temprano y subió al monte Sinaí como le había mandado Yahvé, llevando en su mano las dos tablas de piedra.
5 Yahvé descendió en una nube y se detuvo allí junto a él. Moisés invocó el nombre de Yahvé.
6 Yahvé pasó por delante de él y exclamó: "Yahvé, Yahvé, Dios misericordioso y clemente, tardo a la cólera y rico en amor y fidelidad,
7 que mantiene su amor por mil generaciones y perdona la iniquidad, la rebeldía y el pecado, pero no los deja impunes; que castiga la culpa de los padres en los hijos y en los nietos hasta la tercera y cuarta generación."
8 Al instante, Moisés se inclinó a tierra y se postró.
9 Y dijo: "Señor mío, si he obtenido tu favor, ¡dígnese mi Señor ir en medio de nosotros!, aunque éste sea un pueblo obstinado; perdona nuestra iniquidad y nuestro pecado, y haznos tu heredad."
10 El respondió: "Yo voy a hacer una alianza; delante de tu pueblo realizaré maravillas, cual no se han hecho en toda la tierra o en nación alguna. Y todo el pueblo que te rodea verá lo terrible que es la obra de Yahvé que yo haré contigo.
11 Observa lo que yo te mando hoy; expulsaré delante de ti al amorreo, al cananeo, al hitita, al perizita, al jivita y al jebuseo.
12 Guárdate de hacer alianza con los habitantes del país donde vas a entrar, pues sería un lazo en medio de ti.
13 Destruid sus altares, destrozad sus estelas y romped sus cipos.
14 No te postres ante un dios extraño, pues Yahvé se llama Celoso, es un Dios celoso.
15 No hagas alianza con los habitantes del país, pues cuando se prostituyan con sus dioses y les ofrezcan sacrificios, te invitarán a participar en sus sacrificios.
16 No tomes a sus hijas para tus hijos, pues sus hijas se prostituirán con sus dioses y prostituirán a tus hijos con sus dioses.
17 No te hagas dioses de metal fundido.
18 Guarda la fiesta de los Ázimos; durante siete días comerás ázimos, como te mandé, en el tiempo señalado del mes de Abib, pues en el mes de Abib saliste de Egipto.
19 Todo primogénito es mío y todo primer nacido, macho, de vaca o de oveja, es mío.
20 El primer nacido de asno lo rescatarás con una oveja; y si no lo rescatas, lo desnucarás. Rescatarás todos los primogénitos de tus hijos. Nadie se presentará ante mí con las manos vacías.
21 Durante seis días trabajarás, pero el séptimo descansarás; en la siembra y en la siega, descansarás.
22 Celebrarás la fiesta de las Semanas, al comenzar la siega del trigo, y la fiesta de la Cosecha, al final del año.
23 Tres veces al año se presentarán todos tus varones ante el Señor Yahvé, Dios de Israel.
24 Cuando expulse a las naciones delante de ti y ensanche tus fronteras, nadie codiciará tu tierra cuando subas, tres veces al año, a presentarte ante Yahvé, tu Dios.
25 No ofrezcas pan fermentado junto con la sangre de mi sacrificio, ni guardes para el día siguiente parte de la víctima de la Pascua.
26 Lleva a la casa de Yahvé, tu Dios, los primeros frutos de tu suelo. No cuezas el cabrito en la leche de su madre."
27 Yahvé dijo a Moisés: "Escribe estas palabras, pues a tenor de ellas hago alianza contigo y con Israel."
28 Moisés estuvo allí con Yahvé cuarenta días y cuarenta noches, sin comer pan ni beber agua. Y escribió en las tablas las palabras de la alianza, las diez palabras.
29 Luego, Moisés bajó del monte Sinaí con las dos tablas del Testimonio en su mano. Al bajar, no sabía que la piel de su rostro se había vuelto radiante, por haber hablado con Yahvé.
30 Aarón y todos los israelitas vieron a Moisés con la piel de su rostro radiante y temieron acercarse a él.
31 Moisés los llamó. Aarón y todos los jefes de la comunidad se volvieron hacia él y Moisés habló con ellos.
32 A continuación, se acercaron todos los israelitas y él les transmitió cuanto Yahvé le había dicho en el monte Sinaí.
33 Cuando Moisés acabó de hablar con ellos, se puso un velo sobre el rostro.
34 Siempre que Moisés se presentaba delante de Yahvé para hablar con él, se quitaba el velo hasta que salía. Al salir, transmitía a los israelitas lo que se le había mandado.
35 Los israelitas veían la piel del rostro de Moisés radiante, y Moisés se ponía de nuevo el velo hasta que volvía a hablar con Yahvé.

Patrocinio

 
 

Introducción a Exodo 

*

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo 19; Éxo_32:1+

NOTAS

34 El cap. 34 contiene el relato yahvista de la Alianza sinaítica. Sobre su aspecto de «renovación de la Alianza», ver 32 (a)+.

34:1 «sube donde mí, al monte» griego; omitido por hebr.



REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_19:12 s


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_33:18-23


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_3:14+

NOTAS

34:6 Yahvé realiza lo que había prometido, Éxo_33:19-23, y revela sus atributos divinos y singularmente su misericordia.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_20:5-6; Núm_14:18; Deu_5:9-10; Sal_86:15; Jer_32:18; Nah_1:3; Joe_2:13; Jua_1:14


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_32:11-14


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_20:1+

[2] Jua_1:17

[3] Deu_2:7

[4] Éxo_23:20+; Deu_7:1+

NOTAS

34:10 La Alianza contiene a la vez promesas y mandamientos: no hay oposición entre «gracia» y «ley». A los vv. Éxo_34:14-26 se les llama a veces el «Decálogo cultural» (aunque no hay conformidad en su distribución en diez mandamientos) o el Código yahvista de la Alianza, cuyas condiciones precisa; además del descanso sabático y de la prohibición de la idolatría, que también se hallan en el Decálogo de Ex 20, se trata de prescripciones culturales: fiestas, primicias, sacrificios.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_23:32-33


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Núm_33:52

NOTAS

34:13 Para las estelas, ver Éxo_23:24+. El cipo sagrado, aserá, era el emblema de la diosa del amor y de la fecundidad, Aserá (griego: Astarté), de donde toma su nombre.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_4:24+


NOTAS

34:15 Por oposición al culto de Yahvé, comparado a un matrimonio legal, el culto de los falsos dioses es equiparado a una prostitución. Ver Ez 16 y 23; Os 1-3; Ap 17.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_20:4+; Éxo_23:14+; Éxo_12:1+


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_13:11+

NOTAS

34:19 Se omite aquí con el griego: «todos tus rebaños» de hebr. -«todo primer nacido, macho» griego; «que nazca macho» hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_20:8+


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_12:15-20

[2] Éxo_12:10


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_26:1+

[2] Éxo_23:19


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_34:10


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_24:18+; Mat_4:2

[2] Éxo_20:1+

NOTAS

34:28 Moisés, ver (dos casos) Éxo_34:27, o Yahvé, ver Éxo_34:1; Deu_10:4. -«las diez palabras» es probablemente glosa.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] 2Co 3:7—4:6

NOTAS

34:29 Los vv 29-35 son de origen dudoso. Refieren una tradición sobre la irradiación del rostro de Moisés, expresada por el verbo qaran, derivado de qeren, «cuerno», de donde la traducción literal de la Vulg.: «su rostro tenía cuernos». Los vv. Éxo_34:29-33 utilizan esta tradición para describir a Moisés cuando bajó del monte; los vv. Éxo_34:34-35 la relacionan con la Tienda del Encuentro, siguiendo la tradición de Éxo_33:7-11.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jua_1:17


NOTAS

34:35 El hebr. añade aquí: «el cutis del rostro de Moisés»; omitido por el griego.