Miqueas 1 Biblia Jerusalén (1998) | 16 versitos |
1 Palabra de Yahvé que recibió Miqueas de Moréset, en tiempos de Jotán, Ajaz y Ezequías, reyes de Judá, y visiones sobre Samaría y Jerusalén.
2 ¡Escuchad, pueblos todos; atiende, tierra y cuanto la llena! ¡Sea testigo Yahvé contra vosotros, el Señor desde su santo Templo!
3 Mirad que Yahvé sale de su morada, baja y camina sobre las alturas de la tierra.
4 Los montes se derriten debajo de él y los valles se agrietan, como la cera junto al fuego, como aguas que se precipitan por la pendiente.
5 Todo esto por el delito de Jacob, por los pecados de la casa de Israel. ¿Cuál es el delito de Jacob? ¿No es Samaría? ¿Cuál es el pecado de la casa de Judá? ¿No es Jerusalén?
6 "Voy a convertir a Samaría en un campo de ruinas, en un plantío de viñas. Haré rodar sus piedras por el valle, dejaré desnudos sus cimientos.
7 Todos sus ídolos serán machacados, todas sus ganancias quemadas en el fuego, aniquilaré todas sus imágenes, porque con ganancias de prostitución las reunió y a ganancias de prostitución tornarán."
8 Por eso lloraré y me lamentaré, andaré descalzo y desnudo, lanzaré aullidos como los chacales, y lamentos como las avestruces;
9 porque su herida es incurable, se ha extendido hasta Judá y ha tocado la puerta de mi pueblo, hasta Jerusalén.
10 ¡No lo contéis en Gat, en Cabón no lloréis! ¡En Bet Leafrá revolcaos en el polvo!
11 ¡Los habitantes de Safir van desnudos al destierro! ¡De su ciudad no salen los habitantes de Saanán! ¡Hay duelo en Bet Haesel y no os podrá dar su ayuda!
12 Está enferma de verdad la población de Marot, porque Yahvé ha hecho caer la desgracia hasta las puertas de Jerusalén.
13 ¡Enganchad los caballos al carro, habitantes de Laquis! Allí comenzó el pecado de la hija de Sión, en ti aparecieron los delitos de Israel.
14 Por eso darás el acta de divorcio a Moreset Gat. Bet Aczib será una trampa para los reyes de Israel.
15 ¡Aún te enviaré un conquistador, habitante de Maresá! Hasta Adulán marchará la gloria de Israel!
16 ¡Córtate el pelo y aféitate por tus hijos queridos; ensancha tu calva como la del buitre, porque se van desterrados lejos de ti!

Patrocinio

 
 

Introducción a Miqueas

Miqueas.
El profeta Miqueas (a quien no debe confundirse con Miqueas Ben Yimlá, que vivió en el reinado de Ajab, 1 R 22) era de Judá, originario de Moréset, al oeste de Hebrón. Actuó en los reinados de Ajaz y Ezequías, es decir, antes y después de la toma de Samaría el 721, y quizá hasta la invasión de Senaquerib el 701. Fue, pues, en parte contemporáneo de Oseas y, por más tiempo, de Isaías. Por su origen campesino, se asemeja a Amós, con quien comparte la aversión por las grandes ciudades, el lenguaje concreto y a veces brutal, el gusto por las imágenes rápidas y los juegos de palabras.

El libro se divide en cuatro partes, donde alternan amenazas y promesas: 1:2-3:12, proceso de Israel; 4:1-5:14, promesas a Sión; 6:1-7:7, nuevo proceso de Israel; Miq_7:8-20, esperanzas. Las promesas a Sión contrastan demasiado violentamente con las amenazas en que se hallan encuadradas, y esta composición equilibrada es un arreglo de los editores del libro. Es difícil determinar la extensión de las modificaciones que ha sufrido en el medio espiritual donde se conservaba el recuerdo del profeta. Se está de acuerdo en reconocer que Miq_7:8-20 se sitúa claramente en la época de la vuelta del Destierro. Éste es también el tiempo donde mejor se situaría el oráculo de Miq_2:12-13, perdido entre amenazas, y los anuncios de Miq_4:6-7; Miq_5:6-7 [Miq_5:7-8]. Por otra parte, Miq_4:1-5 vuelve a encontrarse casi textualmente en Isa_2:2-5, y no parece ser original en ninguno de los dos contextos. Pero no hay que tomar pie de estas posibles adiciones para recortar del mensaje auténtico de Miqueas todas las promesas para el futuro. La colección de oráculos de los caps. 4-5 quedó formada durante o después del Destierro, pero contiene piezas auténticas y particularmente no hay razones decisivas para negar a Miqueas el anuncio mesiánico de Miq_5:1-5 [Miq_5:2-6], que concuerda con la esperanza que Isaías proponía por la misma época, Isa_9:1 s; Isa_11:1 s.

Nada sabemos de la vida de Miqueas, ni cómo fue llamado por Yahvé. Pero tenía una conciencia viva de su vocación profética, y por eso, a diferencia de los seudoinspirados, anuncia con seguridad la desdicha, Miq_2:6-11; Miq_3:5-8. Es portador de la palabra de Yahvé, y ésta es ante todo una condena. Yahvé pone pleito a su pueblo, Miq_1:2; Miq_6:1 s, y lo encuentra culpable: pecados religiosos sin duda, pero sobre todo pecados morales, y Miqueas fustiga a los ricos acaparadores, a los acreedores despiadados, a los comerciantes fraudulentos, a las familias divididas, a los sacerdotes y a los profetas codiciosos, a los jefes tiranos, a los jueces venales. Es lo contrario de lo que Yahvé exigía: «practicar la equidad, amar la piedad y caminar humildemente con tu Dios», Miq_6:8, fórmula admirable que resume las exigencias espirituales de los profetas y recuerda sobre todo a Oseas. El castigo está decidido: en medio de una catástrofe mundial, Miq_1:3-4, vendrá Yahvé a juzgar y castigar a su pueblo, se anuncia la ruina de Samaría, Miq_1:6-7, la de las ciudades de la Tierra Baja donde vive Miqueas, Miq_1:8-15, y la misma Jerusalén, que se convertirá en un montón de escombros, Miq_3:12.

Sin embargo, el profeta conserva una esperanza, Miq_7:7. Vuelve a la doctrina del Resto, esbozada por Amós, y anuncia el nacimiento en Efratá del Rey pacífico que apacentará el rebaño de Yahvé, Miq_5:1-5 [Miq_5:2-6].

La influencia de Miqueas fue duradera: los contemporáneos de Jeremías conocían y citaban un oráculo contra Jerusalén, Jer_26:18. El Nuevo Testamento ha conservado todo el texto sobre el origen del Mesías en Efratá-Belén, Mat_2:6; Jua_7:42.

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Isa_1:1



REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Isa_28:1-4

[2] Isa_1:2; Sal_49:2 [Sal_49:1]

NOTAS

1:2 (a) Este oráculo contra Samaría, anterior a la ruina de la ciudad el 721, es aplicado luego a Jerusalén.

1:2 (b) «Yahvé» algunos mss griegos; «el Señor Yahvé» hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Isa_26:21

[2] Amó_4:13


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Zac_14:4; Sal_97:5


NOTAS

1:5 «el pecado de la casa de Judá» griego, Targ.; «los lugares altos de Judá» hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Miq_3:12


NOTAS

1:7 La ganancia de las prostitutas sagradas, vinculadas al culto de Samaría, Amó_2:7-8; Ose_4:14, ver Deu_23:19+ [Deu_23:18]; toda Samaría es para Miqueas una prostituta, como Israel para Oseas, Jeremías y Ezequiel, ver Ose_1:2 +.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] 2Sa_15:30; Isa_20:2-4; Eze_24:17-23

NOTAS

1:8 Este lamento anuncia la desgracia a doce ciudades, siete de las cuales son conocidas, al sudoeste de Judá: Gat, Moreset Gat, Saanán, Laquis, Aczib, Maresá, Adulán, ver Jos_15:35-44; ha desaparecido el nombre de una ciudad, Miq_1:10; las cuatro últimas se han de buscar en la misma región. El sentido general está claro: una invasión que alcanza el país natal del profeta, sirve aquí de advertencia para Jerusalén. Parece que se trata de la expedición de Senaquerib contra Filistea y Judá el 701.

NOTAS

1:9 «herida» versiones; hebr. en plural.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] 2Sa_1:20

[2] Jer_25:34

NOTAS

1:10 (a) Como en Isa_10:28-32, el texto juega con los nombres de las ciudades. Aliteraciones entre Gat y taggidû «contad», entre Bet Leafrá y `afar «polvo», entre Saanán y yase'ah «sale», entre Lakis y rekes, «caballo»; Marot significa «amargura». El nombre de Moreset (la patria del profeta, Miq_1:1) evoca a la prometida me'orasah: hay que entregar la ciudad a su nuevo dueño con la dote matrimonial. Aczib juega con `akzab «mentira», Maresá se relaciona con yores «conquistador». -«Cabón» conj. El segundo verso está corrompido y no conserva más que una letra del nombre de la ciudad que debía estar mencionada aquí.

1:10 (b) «revolcaos» conj.: «me he revolcado» hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jos_15:37

NOTAS

1:11 «De su ciudad» me`irah conj., ver griego; «desnudez, vergüenza» `eryah boset hebr. -«ha sido arrancada» griego, Targ.; «él arrancará» hebr. -«desde sus cimientos» mîsôdô conj.; «duelo» mispad hebr. -«desde la base» mimmekôn conj.; «de vosotros» mikken hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Rut_1:20


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jos_15:39; 2Re_14:19


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jos_15:44

NOTAS

1:14 «Bet Aczib» conj.; «las casas de Aczib» battê 'Akzîb hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jos_15:44; 1Sa_22:1; 2Sa_23:13

NOTAS

1:15 Adulán fue el refugio de David fugitivo. Una corrección permitiría leer: «Para siempre de Adulán se irá la gloria de Israel»: Yahvé va a abandonar el mismo lugar en que la dinastía comenzó sus gestas.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jer_7:29

[2] Isa_22:12