Miqueas 4 Biblia Jerusalén (1998) | 14 versitos |
1 Al final de los tiempos, el monte del templo de Yahvé se asentará en la cima de los montes y se alzará por encima de las colinas. Acudirán a él los pueblos,
2 llegarán naciones numerosas, que dirán: "Venid, subamos al monte de Yahvé, al Templo del Dios de Jacob; él nos enseñará sus caminos y nosotros seguiremos sus senderos." Pues de Sión saldrá la Ley y de Jerusalén la palabra de Yahvé.
3 Él juzgará entre pueblos numerosos, y arbitrará entre naciones poderosas; convertirán sus espadas en azadas, y sus lanzas en podaderas. No levantará la espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.
4 Se sentará cada cual bajo su parra y su higuera, sin que nadie le inquiete, ¡Yahvé Sebaot ha hablado!
5 Pues todos los pueblos caminan cada uno en el nombre de sus dioses, pero nosotros caminamos en el nombre de Yahvé, nuestro Dios, para siempre jamás.
6 Aquel día - oráculo de Yahvé - yo recogeré a la (oveja) coja, reuniré a la descarriada y a la que yo he maltratado.
7 Con las cojas formaré un resto, con las alejadas una nación fuerte. Entonces reinará Yahvé sobre ellos en el monte Sión, desde ahora y para siempre.
8 Y tú, torre del rebaño, colina de la hija de Sión, recobrarás la soberanía de antaño, la realeza volverá a la hija de Jerusalén.
9 Y ahora, ¿por qué gritas tanto? ¿Es que no tienes rey, o ha perecido tu consejero, que tienes convulsiones como parturienta?
10 ¡Retuércete y grita, hija de Sión, como parturienta, porque ahora vas a salir de la ciudad, y habitarás en el campo! Irás a Babilonia y allí serás liberada, allí te rescatará Yahvé de la mano de tus enemigos.
11 Ahora se reúnen contra ti numerosas naciones, diciendo: "¡Que sea profanada y que nuestros ojos se recreen en Sión!"
12 Pero ellos no conocen los planes de Yahvé ni comprenden su designio: que los ha reunido como gavillas en la era.
13 ¡Levántate y trilla, hija de Sión! Que yo te daré cuernos de hierro, y pezuñas de bronce: triturarás a pueblos numerosos, consagrarás a Yahvé su botín, y su riqueza al Señor de toda la tierra.
14 ¡Y ahora se reúnen en cuadrillas, nos estrechan el cerco, con vara golpean la mejilla del juez de Israel!

Patrocinio

 
 

Introducción a Miqueas

Miqueas.
El profeta Miqueas (a quien no debe confundirse con Miqueas Ben Yimlá, que vivió en el reinado de Ajab, 1 R 22) era de Judá, originario de Moréset, al oeste de Hebrón. Actuó en los reinados de Ajaz y Ezequías, es decir, antes y después de la toma de Samaría el 721, y quizá hasta la invasión de Senaquerib el 701. Fue, pues, en parte contemporáneo de Oseas y, por más tiempo, de Isaías. Por su origen campesino, se asemeja a Amós, con quien comparte la aversión por las grandes ciudades, el lenguaje concreto y a veces brutal, el gusto por las imágenes rápidas y los juegos de palabras.

El libro se divide en cuatro partes, donde alternan amenazas y promesas: 1:2-3:12, proceso de Israel; 4:1-5:14, promesas a Sión; 6:1-7:7, nuevo proceso de Israel; Miq_7:8-20, esperanzas. Las promesas a Sión contrastan demasiado violentamente con las amenazas en que se hallan encuadradas, y esta composición equilibrada es un arreglo de los editores del libro. Es difícil determinar la extensión de las modificaciones que ha sufrido en el medio espiritual donde se conservaba el recuerdo del profeta. Se está de acuerdo en reconocer que Miq_7:8-20 se sitúa claramente en la época de la vuelta del Destierro. Éste es también el tiempo donde mejor se situaría el oráculo de Miq_2:12-13, perdido entre amenazas, y los anuncios de Miq_4:6-7; Miq_5:6-7 [Miq_5:7-8]. Por otra parte, Miq_4:1-5 vuelve a encontrarse casi textualmente en Isa_2:2-5, y no parece ser original en ninguno de los dos contextos. Pero no hay que tomar pie de estas posibles adiciones para recortar del mensaje auténtico de Miqueas todas las promesas para el futuro. La colección de oráculos de los caps. 4-5 quedó formada durante o después del Destierro, pero contiene piezas auténticas y particularmente no hay razones decisivas para negar a Miqueas el anuncio mesiánico de Miq_5:1-5 [Miq_5:2-6], que concuerda con la esperanza que Isaías proponía por la misma época, Isa_9:1 s; Isa_11:1 s.

Nada sabemos de la vida de Miqueas, ni cómo fue llamado por Yahvé. Pero tenía una conciencia viva de su vocación profética, y por eso, a diferencia de los seudoinspirados, anuncia con seguridad la desdicha, Miq_2:6-11; Miq_3:5-8. Es portador de la palabra de Yahvé, y ésta es ante todo una condena. Yahvé pone pleito a su pueblo, Miq_1:2; Miq_6:1 s, y lo encuentra culpable: pecados religiosos sin duda, pero sobre todo pecados morales, y Miqueas fustiga a los ricos acaparadores, a los acreedores despiadados, a los comerciantes fraudulentos, a las familias divididas, a los sacerdotes y a los profetas codiciosos, a los jefes tiranos, a los jueces venales. Es lo contrario de lo que Yahvé exigía: «practicar la equidad, amar la piedad y caminar humildemente con tu Dios», Miq_6:8, fórmula admirable que resume las exigencias espirituales de los profetas y recuerda sobre todo a Oseas. El castigo está decidido: en medio de una catástrofe mundial, Miq_1:3-4, vendrá Yahvé a juzgar y castigar a su pueblo, se anuncia la ruina de Samaría, Miq_1:6-7, la de las ciudades de la Tierra Baja donde vive Miqueas, Miq_1:8-15, y la misma Jerusalén, que se convertirá en un montón de escombros, Miq_3:12.

Sin embargo, el profeta conserva una esperanza, Miq_7:7. Vuelve a la doctrina del Resto, esbozada por Amós, y anuncia el nacimiento en Efratá del Rey pacífico que apacentará el rebaño de Yahvé, Miq_5:1-5 [Miq_5:2-6].

La influencia de Miqueas fue duradera: los contemporáneos de Jeremías conocían y citaban un oráculo contra Jerusalén, Jer_26:18. El Nuevo Testamento ha conservado todo el texto sobre el origen del Mesías en Efratá-Belén, Mat_2:6; Jua_7:42.

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] |Isa_2:2-4+

NOTAS

4 No es seguro el origen de este oráculo, que se encuentra también en Isa_2:2-4. Como Is 60, describe la venida a Sión de los paganos convertidos, ver Isa_45:14+. -Este tema es ajeno al pensamiento de Miqueas, al menos a juzgar por sus oráculos incontrovertidos.



NOTAS

4:3 El hebr. añade: «hasta lo lejos», ausente de Isa_2:4.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] |Isa_1:20


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Isa_2:5

NOTAS

4:5 Adición litúrgica (como Isa_2:5).

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Eze_34:1+; Sof_3:19

NOTAS

4:6 Bajo la imagen del buen Pastor, ver Eze_34:1+, promesa de restauración de Israel en Sión, por encima del castigo. Los vv. Miq_4:6-7 son muy afines a Miq_2:12-13 y tienen probablemente el mismo origen.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Isa_4:3+


NOTAS

4:8 «Torre del rebaño», en hebreo Migdal `Eder; este antiguo nombre de lugar, ver Gén_35:21, designa aquí a Jerusalén tomada como un aprisco. La colina es el barrio de la residencia real, Isa_32:14; 2Cr_27:3.

NOTAS

4:9 Este oráculo anuncia la deportación. La mención de Babilonia en Miq_4:10 se refiere al destierro de 587.

NOTAS

4:10 «y grita» wehegî conj.; «y brota» wagojî hebr.

NOTAS

4:11 Este oráculo, a diferencia del precedente, describe una liberación realizada en la misma Sión, asediada por los pueblos. En la misma época que Miqueas, predicaba Isaías cosas parecidas, Isa_10:24-27, Isa_10:32-34; Isa_14:24-27; Isa_29:1-8; Isa_30:27-33; Isa_31:4-9. En todos estos oráculos, se trata probablemente de la invasión de Senaquerib el 701 y de su misterioso fracaso. Más tarde, el ataque a Jerusalén por las naciones (y el aplastamiento de éstas) se convertirá en un tema escatológico importante, Ez 38-39; Jl 4; Za 14.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Isa_55:8-9


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jos_3:11; Zac_4:14; Zac_6:5