"No penséis que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento.

(Mat 5,17)

© Biblia Jerusalén (1998)

Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Rom_3:31; Rom_10:4; Rom_13:8-10

NOTAS

5:17 Jesús no viene ni a destruir la Ley, Deu_4:8+ (y toda la economía antigua) ni a consagrarla como intangible, sino a darle con su enseñanza y su modo de actuar una forma nueva y definitiva, en la que por fin se realiza en plenitud aquello hacia lo que la Ley conducía. Esto es así en particular de la «Justicia», v. Mat_5:20, ver Mat_3:15; Lev_19:15; Rom_1:16+, justicia «perfecta», v. Mat_5:42, de la que las sentencias de los vv. Mat_5:21-48 dan varios ejemplos relevantes. El precepto antiguo se hace interior y llega hasta el deseo y el motivo secretos, ver Mat_12:34; Mat_23:25-28. Por tanto, ningún detalle de la Ley debe ser omitido mientras no haya sido así llevado a su cumplimiento, vv. Mat_5:18-19; ver Mat_13:52. No se trata tanto de aligeramiento como de profundización, Mat_11:28. El amor, en el que ya se resumía la Ley antigua, Mat_7:12; Mat_22:34-40 p, pasa a ser el mandamiento nuevo e inagotable de Jesús, Jua_13:34, y cumple toda la Ley, Rom_13:8-10; Gál_5:14; ver Col_3:14+.
Mateo 5, 17

Patrocinio