y para regir el día y la noche, y para apartar la luz de la oscuridad; y vio Dios que estaba bien.

(Genesis 1,18)

© Biblia Jerusalén (1998)

Patrocinio