Hizo Dios las alimañas terrestres según especie, y las bestias según especie, y los reptiles del suelo según su especie: y vio Dios que estaba bien.

(Genesis 1,25)

© Biblia Jerusalén (1998)

Patrocinio