"Y a todo animal terrestre, y a toda ave del cielo y a todos los reptiles de la tierra, a todo ser animado de vida, les doy la hierba verde como alimento." Y así fue.

(Genesis 1,30)

© Biblia Jerusalén (1998)

Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Sal_104:14 s

NOTAS

1:30 Imagen de una edad de oro en que hombres y animales vivían en paz, alimentándose de plantas. El texto Gén_9:3 marca el comienzo de una nueva era. Isa_11:6-8 habla de una restauración mesiánica, que sería como una vuelta a la situación de los orígenes. El optimismo de este relato, frente al pesimismo del siguiente en el mismo libro del Génesis, no invita al ser humano, imagen de Dios, al abuso antiecológico de la naturaleza, sino al cuidado y al uso racional de la misma; de ese modo comparte la tarea del Creador: obra «bien hecha» (ver Gén_1:10, Gén_1:12, Gén_1:18, Gén_1:21, Gén_1:25).
Genesis 1, 30

Patrocinio