Gén 1,26

Dijo Dios: «Hagamos* al ser humano* a nuestra imagen, como semejanza* nuestra; que manden en los peces del mar y en las aves del cielo, en las bestias y en todas las alimañas* terrestres, y en todos los reptiles que reptan por la tierra.
Ver contexto