Hch 1,8

Llamó Dios al firmamento «cielo». Atardeció y amaneció: día segundo.
Ver contexto