Luc 8,43

Una mujer que padecía flujo de sangre desde hacía doce años, y que no había podido ser curada por nadie*,
Ver contexto