Lucas 1,28

Cuando entró, le dijo: «Alégrate*, llena de gracia, el Señor está contigo.»
Ver contexto