Diccionario de Pastoral y Evangelización
  Diccionario de Pastoral y Evangelización
  (Monte Carmelo, 2001)

 
Acción CatólicaSUMARIO: 1. - Acción Católica General 2. - Movimientos especializados de Acción Católica: 2.1. HOAC; 2.2. JOC.

1. Acción Católica General

Dejando la larga historia de este gran y fecundo movimiento eclesial, digamos que la Acción Católica, en estos momentos, se encuentra en fase de renovación, desde la eclesología de la Iglesia particular (es decir, la Iglesia Diocesana). La Acción Católica, según los más recientes documentos, tiene que ser un experiencia personal y comunitaria, al mismo tiempo, para hacer posible un laicado adulto, formado y comprometido; un organismo que articule a los laicos de forma estable y asociada en el marco de la Iglesia particular, y, muy especialmente, debe dinamizar la vida de la parroquia. Reconociendo, al mismo tiempo, que el apostolado seglar asociado abarca mucho más que la Acción Católica.

La Acción Católica no sólo debe valorar y respetar los diferentes carismas particulares, plasmados en otros movimientos o asociaciones laicales, sino que debe ponerse al servicio de la Diócesis para dinamizar sectores de evangelización que no están suficientemente atendidos, en comunión con el obispo y el presbiterio de la iglesia particular. La Acción Católica debe ser cauce y oferta natural de la Diócesis para vertebrar el laicado no organizado de las parroquias y de la propia Iglesia particular. La AC aporta, como cauce básico y permanente, corresponsabilidad laical y presencia misionera y evangelizadora.

Las cuatro notas que vertebran la Acción Católica son: su aspecto evangelizador, el protagonismo de los laicos, su formación en comunidad y su misión asociada al ministerio pastoral diocesano.

La espiritualidad de la Acción Católica tiende a desarrollar una fe madura, consciente y comprometida, fundamentada en la confrontación existencial del mensaje evangélico con la vida cotidiana (revisión de vida).

La Acción Católica ofrece dos grandes ramas: Acción Católica General y Acción Católica Especializada, expresada en diversos movimientos. En cualquier caso, son asociaciones públicas de la Iglesia que desarrollan su actividad evangelizadora, como acción de la Iglesia, desde la condición de seglar, promovidas y orientadas por el ministerio pastoral.

La diferencia entre la Acción Católica y el resto de apostolado seglar no está tanto en el quehacer sino en el encargo que recibe por voluntad expresa de la Jerarquía, en sus fines, y en el cómo se realiza este quehacer que, la Acción Católica quiere realizar en colaboración estrecha, estable, permanente y organizada con la Jerarquía, concretada en cada Iglesia particular. En este sentido la nueva Acción Católica se define claramente desde los ámbitos diocesanos, y en apertura a ámbitos zonal-regional y general-nacional.

En resumen, la Acción Católica encuentra su razón de ser al servicio de la evangelización y el compromiso, particularmente en la Iglesl a local, desde una clara promoción del laicado asociado.

2. Movimientos especializados de Acción Católica

De los movimientos especializados de AC sólo nos ocuparemos de dos: HOAC y JOC. Ambos son significativos de la forma de ser y trabajar de los movimientos de AC.

2.1. HOAC:

Recordamos que la Acción Católica, en sus dos ramas -General y de Movimientos Especializados- trata de hacer posible un laicado adulto, formado y comprometido (militante). Son movimientos que articulan a los laicos de forma estable y asociada en el marco de la Iglesia particular; y, muy especialmente, sirve para dinamizar la vida de la parroquia. Todo ello, siendo conscientes de que el apostolado seglar asociado es mucho más amplio que la Acción Católica. La Acción Católica debe ser cauce y oferta natural de la diócesis para vertebrar el laicado no organizado de las parroquias y de la propia Iglesia particular. Las cuatro notas que definen la Acción Católica serían: su aspecto evangelizador, el protagonismo de los laicos, su formación en comunidad y su misión asociada al ministerio pastoral diocesano. La diferencia entre la Acción Católica y el resto de apostolado seglar no está tanto en el quehacer evangelizador sino en el encargo que recibe por voluntad expresa de la Jerarquía y en el cómo se realiza este quehacer en colaboración estrecha, estable, permanente y organizada con esa misma Jerarquía, concretada en cada Iglesia particular. En este sentido la nueva Acción Católica se define claramente desde los ámbitos diocesanos, regional y nacional. En España, los obispos, han hecho una opción preferencial por la implantación de los movimientos de Acción Católica en las diócesis. Movimientos que abarcan diversos sectores (niños-JUNIOR, Jóvenes-JAC-GPJ, Adultos-GENERAL, etc.) y ámbitos (mundo rural-JUR, Mundo obrero-JOC-HOAC, mundo universitario-JEC, etc.).

LA HOAC (Hermandad obrera católica), como la JOC (juventud obrera católica), son movimientos específicos y evangelizadores en el campo de la pastoral obrera. Para hacer militantes cristianos, que vivan sin divorcio, su identidad trabajadora y su fe. Para llegar a ser miembro adulto de la HOAC o de la JOC se precisa, primero, un curso de iniciación para posteriormente pasar a la formación propiamente dicha donde la revisión de vida, el método pastoral ver-juzgar-actuar y las acciones de campaña son mediaciones necesarias. Algunas de las claves de HOAC son: apertura y conocimiento de la realidad; fidelidad a Jesucristo y a su Evangelio desde el compromiso con el mundo obrero; y una pastoral de evangelización y transformación de la realidad.

Lo que define a la HOAC es su voluntad de vivir la fidelidad a Jesucristo siendo Iglesia en el mundo obrero y en el pueblo, y siendo pueblo obrero en la Iglesia. HOAC lucha por la construcción de una sociedad nueva en la que no existan explotados ni explotadores, y todo ello reproduciendo, personal y comunitariamente, las mismas actitudes, sentimientos y valores por los que Jesucristo luchó. En este compromiso, la gracia y la fuerza recibidos en la oración y en los sacramentos, sin separarse de la vida, son la clave. Para la HOAC el tema de la formación permanente es prioritario.

Para ampliar lo que significa la HOAC remitimos a la voz "Pastoral obrera" de este mismo Diccionario.

2.2. JOC:

Este movimiento especializado de Juventud Obrera Católica (JOC) pertenece, como la HOAC, (Hermandad obrera católica), a los movimientos específicos y evangelizadores de la Acción Católica en el campo de la pastoral obrera. Su finalidad es la de hacer militantes cristianos, que vivan sin divorcio, su identidad trabajadora y su fe. Para llegar a ser militante de la JOC, además de una edad (de 14 a 30 años) se precisa, primero, un curso de iniciación para posteriormente pasar a la formación propiamente dicha, donde la revisión de vida, el método pastoral verjuzgar-actuar y las acciones de campaña son mediaciones necesarias.

A la hora de definirse lo hacen de esta manera: "Un movimiento de jóvenes de la clase obrera creyentes en Jesucristo".

Su ideario se resume en estas premisas:

a. Una tarea: participar con otros jóvenes de la clase obrera en la lucha por construir un hombre y una sociedad nuevos.

b. Unos objetivos: la liberación del joven trabajador de cualquier forma de explotación; la lucha por una sociedad sin clases; la vivencia, personal y comunitaria de nuevos valores desde el compromiso por el Reino de Dios.

c. Una metodología: la revisión de vida obrera, mediante la cual se analiza y profundiza en la vida personal y en lo que rodea socialmente al joven, y se descubren las contradicciones de un sistema socio-económico injusto que exige transfromación desde los valores del Evangelio. Mediante la revisión de vida, el joven militante ve-juzga-actúa. La revisión de vida desemboca en la llamada Campaña de transformación de la realidad.

El método pastoral de JOC se denomina de "mediación": lo importante es la inserción, es decir, el testimonio personal y cristiano del joven cristiano en su ambiente de trabajo, alimentado y celebrado en su comunidad de referencia.

La JOC se estructura de esta manera: equipo de militantes (comunidad base donde el militante crece y madura su compromiso obrero y de fe); Federación (conjunto de equipos de una localidad, comarca o distrito); Región / Zona / País / Nacionalidad (conjunto de Federaciones de una región o comunidad autonóma; General (conjunto de regiones, zonas o nacionalidades de un Estado: Internacional / Mundial (conjunto de estructuras Generales a diversa escala).

Para ampliar información sobre JOC, remitimos a la voz "Pastoral obrera" de este Diccionario.

BIBL. - Para la AC en general: Cf. COMISIÓN EPISCOPAL DE APOSTOLADO SEGLAR; La pastoral y la Acción Católica en la Iglesia Diocesana, EDICE, Madrid 2000; R. SERRANO, La acción católica española hoy, en COMISIÓN EPISCOPAL DE APOSTOLADO SEGLAR DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL, "La Acción Católica hoy. Algo nuevo está naciendo", Madrid 1995; R. SERRANO, La Acción Católica hoy, en CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA, "Impulsar la comunión y colaboración entre las asociaciones mediante los oportunos cauces de coordinación" (XV Jornadas de Vicarios/Delegados diocesanos y presidentes de movimientos. El Escorial, 13-15 de Mayo de 1994), Madrid 1994, 37-66. Para la HOAC: IX Asamblea General de HOAC, Jesucristo, propuesta de liberación para el mundo obrero, Publicaciones de la editorial HOAC, Madrid 1996. Para la JOC: Secretariado General de la JOC, Identidad de la JOC, Madrid 1995.

Raúl Berzosa Martínez

Vicente Mª Pedrosa - Jesús Sastre - Raúl Berzosa (Directores), Diccionario de Pastoral y Evangelización, Diccionarios "MC", Editorial Monte Carmelo, Burgos, 2001