Exodo  33 Biblia Jerusalén (1998) | 23 versitos |
1 Yahvé dijo a Moisés: "Anda, vete de aquí, con el pueblo que sacaste del país de Egipto, a la tierra que juré a Abrahán, a Isaac y a Jacob, diciendo: "Se la daré a tu descendencia."
2 Enviaré delante de ti un ángel y expulsaré al cananeo, al amorreo, al hitita, al perizita, al jivita y al jebuseo.
3 Sube a la tierra que mana leche y miel; yo no subiré contigo, pues eres un pueblo obstinado y te destruiría en el camino."
4 Al oír el pueblo tan duras palabras, hizo duelo y nadie se vistió de gala.
5 Yahvé dijo entonces a Moisés: "Di a los israelitas: Vosotros sois un pueblo obstinado; un solo momento que yo saliera contigo, te destruiría. Ahora, pues, quítate tus galas, y veré lo que hago contigo."
6 Los israelitas se despojaron de sus galas desde el monte Horeb.
7 Moisés tomó la Tienda y [la] plantó a cierta distancia fuera del campamento; la llamó Tienda del Encuentro. El que tenía que consultar a Yahvé salía hacia la Tienda del Encuentro, fuera del campamento.
8 Cuando Moisés salía hacia la Tienda, todo el pueblo se levantaba y se quedaba de pie a la puerta de su tienda, siguiendo con la vista a Moisés hasta que entraba en la Tienda.
9 Al entrar Moisés en la tienda, bajaba la columna de nube y se detenía a la puerta de la Tienda, mientras Yahvé hablaba con Moisés.
10 El pueblo, al ver la columna de nube a la puerta de la Tienda, se prosternaba junto a la puerta de su tienda.
11 Yahvé hablaba con Moisés cara a cara, como habla un hombre con su amigo. Luego Moisés volvía al campamento, pero su ayudante, el joven Josué, hijo de Nun, no se apartaba del interior de la Tienda.
12 Moisés dijo a Yahvé: "Tú me has dicho: "Conduce a este pueblo", pero no me has indicado a quién enviarás conmigo; a pesar de que me has dicho: "Te conozco por tu nombre", y también: "Has obtenido mi favor."
13 Ahora, pues, si realmente he obtenido tu favor, enséñame tu camino y sabré que he obtenido tu favor; mira que esta gente es tu pueblo."
14 Yahvé respondió: "Yo mismo iré contigo y te daré descanso."
15 Moisés contestó: "Si no vienes tú mismo, no nos hagas partir de aquí.
16 Pues ¿en qué podrá conocerse que tu pueblo y yo hemos obtenido tu favor, sino en el hecho de que tú vas con nosotros? Así, tu pueblo y yo nos distinguiremos de todos los pueblos que hay sobre la tierra."
17 Yahvé respondió a Moisés: "Haré también esto que me pides, pues has obtenido mi favor y yo te conozco por tu nombre."
18 Entonces Moisés dijo a Yahvé: "Déjame ver tu gloria."
19 Él le contestó: "Yo haré pasar ante tu vista toda mi bondad y pronunciaré delante de ti el nombre de Yahvé; pues concedo mi favor a quien quiero y tengo misericordia con quien quiero."
20 Y añadió: "Pero mi rostro no podrás verlo, porque nadie puede verme y seguir con vida."
21 Yahvé añadió: "Aquí hay un sitio junto a mí; ponte sobre la roca.
22 Al pasar mi gloria, te meteré en la hendidura de la roca y te cubriré con mi mano hasta que yo haya pasado.
23 Luego apartaré mi mano, para que veas mis espaldas; pero mi rostro no lo verás."

Patrocinio

 
 

Introducción a Exodo 

*

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Núm_10:11-13

NOTAS

33 El cap. 33 recoge elementos cuyo único lazo de unión es la preocupación de la presencia de Dios ante su pueblo.



REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_23:20+; Deu_7:1+


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_32:9+


NOTAS

33:6 Los vv. Éxo_33:1-6, de estilo deuteronomizante, no están unificados: Yahvé ordena lo que el pueblo ha hecho ya por sí mismo.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_26:1+

NOTAS

33:7 (a) Aquí aparece uno de los raros textos antiguos que hablan de la Tienda: ésta es el lugar del «encuentro» de Yahvé con Moisés y el pueblo, Núm_11:16 s; Núm_12:4-10; ver Éxo_29:42-43; Lev_1:1.

33:7 (b) Despues de este verbo, el hebr. añade «para él». Este pronombre puede referirse a Moisés, a Yahvé, o seguramente al arca (nombre masculino en hebreo), que habría sido mencionada anteriormente en el relato del que procede el pasaje. En efecto, es probable que la Tienda del desierto fuera el santuario del arca, y que Josué estuviera a su servicio según Éxo_33:11.

33:7 (c) Es decir, pedir un oráculo por medio de Moisés, quien, en la Tienda, conversa a solas con Yahvé; sobre este papel de Moisés, ver ya Éxo_18:15. Más tarde, se «consultará» a Yahvé por medio de un hombre de Dios o de un profeta, 1Re_14:5; 1Re_22:5, 1Re_22:8; 2Re_3:11; 2Re_8:8, etc., o por medio de suertes sagradas, ver 1Sa_2:28+; 1Sa_14:41+.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_34:34


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_33:20+; Núm_12:8; Deu_34:10; Jua_15:15

[2] Jos_1:1+


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_33:11+


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Heb_4:1


NOTAS

33:14 Tema deuteronomista, ver Deu_3:10; Deu_12:10; Deu_25:19; Jos_1:13; Jos_22:4; Jos_23:1; ver también Sal_95:11. Es el cumplimiento de las promesas.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_2:7


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_33:11+; 1Re_19:9-18; Jua_1:14-18+

NOTAS

33:18 Ver nota a Éxo_24:16.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_34:6-7

[2] Gén_32:31 [Gén_32:30]; Éxo_19:21; Lev_16:2; Núm_4:20

NOTAS

33:19 Dios, al pronunciar su nombre, se revela de algún modo a Moisés, ver Éxo_3:13-15+.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_5:24; Jue_6:22-23; Isa_6:5

NOTAS

33:20 Es tan grande el abismo entre la indignidad del hombre y la santidad de Dios, ver Lev_17:1+, que el hombre debería morir con sólo ver a Dios, Éxo_19:21; Lev_16:2; Núm_4:20, ver Núm_6:25+, o con sólo oírle, Éxo_20:19; Deu_5:24-26; ver Deu_18:16. Por esto, Moisés Éxo_3:6, Elías 1Re_19:13, y los mismos serafines, Isa_6:2, se cubren la cara ante Yahvé. Al quedar con vida después de ver a Dios, se experimenta una agradecida admiración, Gén_32:31 [Gén_32:30]; Deu_5:24, o un temor religioso, Jue_6:22-23; Jue_13:22; Isa_6:5. Es un favor singular que Dios hace Éxo_24:11, especialmente a Moisés, como «amigo» suyo, Éxo_33:11; Núm_12:7-8; Deu_34:10, y a Elías, 1Re_19:11 s, que serán testigos de la Transfiguración de Cristo, teofanía del NT, Mat_17:3 p, y en la tradición cristiana serán los representantes por excelencia de la alta mística (con S. Pablo, 2Co_12:1 s). En el NT, la «gloria» de Dios, ver aquí Éxo_33:18 y Éxo_24:16+, se manifiesta en Jesús, Jua_1:14+; Jua_11:40, ver 2Co_4:4, 2Co_4:6, pero sólo Jesús ha contemplado a Dios su Padre, Jua_1:18; Jua_6:46; 1Jn_4:12. En cuanto a los hombres, la visión cara a cara está reservada para la bienaventuranza del cielo, Mat_5:8; 1Jn_3:2; 1Co_13:12.