Exodo  26 Biblia Jerusalén (1998) | 37 versitos |
1 Harás la Morada con diez tapices, de lino fino torzal, de púrpura violeta y escarlata y de carmesí; bordarás en ellos unos querubines.
2 La longitud de cada tapiz será de veintiocho codos y la anchura de cuatro. Todos los tapices tendrán las mismas medidas.
3 Cinco tapices estarán unidos entre sí y lo mismo los otros cinco.
4 Pondrás lazos de púrpura violeta en el borde del tapiz con que termina la primera serie, y lo mismo harás en el borde del tapiz con que termina el segundo conjunto.
5 Pondrás cincuenta lazos en el primer tapiz y otros cincuenta en el borde del último tapiz del segundo conjunto, correspondiéndose los lazos unos a otros.
6 Harás cincuenta broches de oro y con los broches enlazarás entre sí los tapices, para que la Morada forme un espacio único.
7 Tejerás también piezas de pelo de cabra para que a modo de tienda cubran la Morada. Tejerás once de estas piezas.
8 La longitud de cada pieza será de treinta codos; de cuatro, la anchura. Las once piezas tendrán las mismas medidas.
9 Juntarás cinco piezas en una parte y seis en la otra, y doblarás la sexta pieza ante la fachada de la Tienda.
10 Harás cincuenta lazos en el borde de la última pieza del primer conjunto, y cincuenta lazos en el borde de la última pieza del segundo conjunto.
11 Harás cincuenta broches de bronce e introducirás los broches en los lazos, uniendo así la Tienda de modo que forme un espacio único.
12 Como las piezas de la Tienda exceden en amplitud, harás extender la mitad de la pieza excedente por detrás de la Morada.
13 Lo que excede en longitud de las piezas de la Tienda - un codo por cada lado - se extenderá a ambos lados de la Morada, a un lado y a otro, para cubrirla.
14 También harás para la Tienda un toldo de pieles de carnero teñidas de rojo; y encima otro toldo de cueros finos.
15 También harás para la Morada tableros de madera de acacia, y los pondrás de pie.
16 Cada tablero tendrá diez codos de largo y codo y medio de ancho.
17 Tendrá además dos espigas paralelas. Harás lo mismo para todos los tableros de la Morada.
18 Pondrás veinte de los tableros en el flanco del Negueb, hacia el sur.
19 Harás cuarenta basas de plata para colocarlas debajo de los veinte tableros: dos basas debajo de un tablero para sus dos espigas y dos basas debajo del otro tablero para sus dos espigas.
20 Para el segundo flanco de la Morada, la parte del norte, otros veinte tableros,
21 con sus cuarenta basas de plata: dos basas debajo de un tablero y dos basas debajo de otro tablero.
22 Para la parte posterior de la Morada, hacia el occidente, harás seis tableros;
23 y para los ángulos de la Morada, en su parte posterior, dos más,
24 que estarán unidos, desde abajo hasta arriba, hasta la primera anilla. Así se hará con los dos tableros destinados a los dos ángulos.
25 Serán, pues, ocho tableros con sus basas de plata; dieciséis basas, dos debajo de un tablero y dos basas debajo del otro tablero.
26 Harás, además, cinco travesaños de madera de acacia para los tableros de un flanco de la Morada,
27 cinco travesaños para los tableros del otro flanco, y cinco travesaños para los tableros de la parte posterior de la Morada, hacia el occidente.
28 El travesaño central pasará a media altura de los tableros, de un extremo al otro.
29 Revestirás de oro los tableros y les harás anillas de oro, para pasar los travesaños. También revestirás de oro los travesaños.
30 Erigirás la Morada conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte.
31 Harás un velo de púrpura violeta y escarlata, de carmesí y lino fino torzal; bordarás en él unos querubines.
32 Lo colgarás de cuatro postes de acacia, revestidos de oro, provistos de ganchos de oro y de sus cuatro basas de plata.
33 Colgarás el velo debajo de los broches; y allá, detrás del velo, llevarás el arca del Testimonio, y el velo os servirá para separar el Santo del Santo de los Santos.
34 Pondrás el propiciatorio sobre el arca del Testimonio, en el Santo de los Santos.
35 Fuera del velo colocarás la mesa, y frente a la mesa, en el lado meridional de la Morada, el candelabro; pondrás la mesa en el lado norte.
36 Harás para la entrada de la Tienda una cortina de púrpura violeta y escarlata, de carmesí y lino fino torzal, labor de recamador.
37 Para la cortina harás cinco postes de acacia, que revestirás de oro; sus ganchos serán también de oro, y fundirás para ellos cinco basas de bronce.

Patrocinio

 
 

Introducción a Exodo 

*

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_33:7-11; Éxo_36:8-19; Heb_9:11; Heb_9:24

NOTAS

26 «Morada», miskan, es el término propio de la tradición sacerdotal para el santuario del desierto; el término generalmente se emplea sin precisiones, pero a veces se dice «Morada del Testimonio», ver Éxo_25:16+, o «Morada de la Tienda del Encuentro». Vuelve, pues, la tradición sacerdotal a coincidir con el nombre dado a este santuario en las tradiciones antiguas, la «Tienda del Encuentro», 'ohel mô`ed, nombre que ella misma emplea con mayor frecuencia. -La descripción, difícilmente inteligible en sus detalles, es la de un santuario desmontable, adaptado a los desplazamientos del período nómada. Proyecta sobre el desierto el plano del templo de Salomón; pero los tapices que cubren la Morada conservan el recuerdo del santuario mosaico. Era una tienda, que las tradiciones antiguas no nos describen pero de las que sí nos hablan, ver Éxo_37:7-11; Éxo_38:8; Núm_11:16 s; Núm_12:4-10; Deu_31:14-15.



NOTAS

26:6 Hay, pues, dos series de tapices que forman techo para la Morada, techo que será cubierto por el tejido más basto de los vv. Éxo_26:7-13 y por los toldos de Éxo_26:14.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_36:20-34


NOTAS

26:17 Cada basa debía estar provista de dos muescas en las que venían a insertarse las espigas colocadas en la parte inferior de cada tablero.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_25:40+


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_36:35-38; Lev 16; Heb_6:19; Heb_9:1-10; Heb_9:24; Heb_10:19 s


NOTAS

26:33 El velo aísla de los fieles el Santo de los Santos, morada de Yahvé. Sólo el sumo sacerdote penetra en él el gran día de la Expiación, Lv 16 (y ver Heb_9:6-14). La misma separación existe entre el Santo y el Santo de los Santos en el templo de Salomón, 1Re_6:16; el velo se encuentra también en el templo de Herodes, Mat_27:51 p.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_25:21