Miqueas 6 Biblia Jerusalén (1998) | 16 versitos |
1 Escuchad lo que dice Yahvé: "¡Levántate, llama a juicio a los montes y que las colinas escuchen tu voz!"
2 Escuchad, montes, el juicio de Yahvé, prestad oído, cimientos de la tierra, pues Yahvé entabla juicio con su pueblo, se querella contra Israel:
3 "Pueblo mío, ¿qué te he hecho? ¿En qué te he molestado? Respóndeme.
4 Pues yo te saqué del país de Egipto, te rescaté de la esclavitud y mandé delante de ti a Moisés, Aarón y María.
5 Pueblo mío, recuerda lo que maquinaba Balac, rey de Moab, y lo que le contestó Balaán, hijo de Beor, ...desde Sitín hasta Guilgal, para que comprendas la justicia de Yahvé."
6 - "¿Con qué me presentaré ante Yahvé y me inclinaré ante el Dios de lo alto? ¿Me presentaré con holocaustos, con terneros añojos?
7 ¿Aceptará Yahvé miles de carneros, miríadas de ríos de aceite? ¿Ofreceré mi primogénito por mi delito, el fruto de mis entrañas por mi propio pecado?"
8 - "Se te ha hecho saber, hombre, lo que es bueno, lo que Yahvé quiere de ti: tan sólo respetar el derecho, amar la lealtad y proceder humildemente con tu Dios."
9 La voz de Yahvé grita a la ciudad: ¡Escuchad, tribu y consejo de la ciudad!
10 ¿Tengo que soportar la casa del malvado con riquezas injustas y una medida escasa e indignante?
11 ¿Daré por justa la balanza tramposa y la bolsa de pesas fraudulentas?
12 ¡Sus ricos están llenos de violencia, sus habitantes dicen falsedades y tienen lenguas mentirosas!
13 Pues ahora yo comienzo a herirte, a devastarte por tus pecados.
14 Comerás, pero no te saciarás, el hambre devorará tus entrañas. Guardarás, pero no salvarás, y lo que salves lo entregaré a la espada.
15 Sembrarás, pero no segarás; pisarás la aceituna, pero no te ungirás con aceite; harás mosto, pero no beberás vino.
16 Tú observas los decretos de Omrí, todas las acciones de la casa de Ajab y te conduces según sus consejos, para que yo te convierta en ruina y a tus habitantes en rechifla, y tengáis que soportar la humillación de mi pueblo.

Patrocinio

 
 

Introducción a Miqueas

Miqueas.
El profeta Miqueas (a quien no debe confundirse con Miqueas Ben Yimlá, que vivió en el reinado de Ajab, 1 R 22) era de Judá, originario de Moréset, al oeste de Hebrón. Actuó en los reinados de Ajaz y Ezequías, es decir, antes y después de la toma de Samaría el 721, y quizá hasta la invasión de Senaquerib el 701. Fue, pues, en parte contemporáneo de Oseas y, por más tiempo, de Isaías. Por su origen campesino, se asemeja a Amós, con quien comparte la aversión por las grandes ciudades, el lenguaje concreto y a veces brutal, el gusto por las imágenes rápidas y los juegos de palabras.

El libro se divide en cuatro partes, donde alternan amenazas y promesas: 1:2-3:12, proceso de Israel; 4:1-5:14, promesas a Sión; 6:1-7:7, nuevo proceso de Israel; Miq_7:8-20, esperanzas. Las promesas a Sión contrastan demasiado violentamente con las amenazas en que se hallan encuadradas, y esta composición equilibrada es un arreglo de los editores del libro. Es difícil determinar la extensión de las modificaciones que ha sufrido en el medio espiritual donde se conservaba el recuerdo del profeta. Se está de acuerdo en reconocer que Miq_7:8-20 se sitúa claramente en la época de la vuelta del Destierro. Éste es también el tiempo donde mejor se situaría el oráculo de Miq_2:12-13, perdido entre amenazas, y los anuncios de Miq_4:6-7; Miq_5:6-7 [Miq_5:7-8]. Por otra parte, Miq_4:1-5 vuelve a encontrarse casi textualmente en Isa_2:2-5, y no parece ser original en ninguno de los dos contextos. Pero no hay que tomar pie de estas posibles adiciones para recortar del mensaje auténtico de Miqueas todas las promesas para el futuro. La colección de oráculos de los caps. 4-5 quedó formada durante o después del Destierro, pero contiene piezas auténticas y particularmente no hay razones decisivas para negar a Miqueas el anuncio mesiánico de Miq_5:1-5 [Miq_5:2-6], que concuerda con la esperanza que Isaías proponía por la misma época, Isa_9:1 s; Isa_11:1 s.

Nada sabemos de la vida de Miqueas, ni cómo fue llamado por Yahvé. Pero tenía una conciencia viva de su vocación profética, y por eso, a diferencia de los seudoinspirados, anuncia con seguridad la desdicha, Miq_2:6-11; Miq_3:5-8. Es portador de la palabra de Yahvé, y ésta es ante todo una condena. Yahvé pone pleito a su pueblo, Miq_1:2; Miq_6:1 s, y lo encuentra culpable: pecados religiosos sin duda, pero sobre todo pecados morales, y Miqueas fustiga a los ricos acaparadores, a los acreedores despiadados, a los comerciantes fraudulentos, a las familias divididas, a los sacerdotes y a los profetas codiciosos, a los jefes tiranos, a los jueces venales. Es lo contrario de lo que Yahvé exigía: «practicar la equidad, amar la piedad y caminar humildemente con tu Dios», Miq_6:8, fórmula admirable que resume las exigencias espirituales de los profetas y recuerda sobre todo a Oseas. El castigo está decidido: en medio de una catástrofe mundial, Miq_1:3-4, vendrá Yahvé a juzgar y castigar a su pueblo, se anuncia la ruina de Samaría, Miq_1:6-7, la de las ciudades de la Tierra Baja donde vive Miqueas, Miq_1:8-15, y la misma Jerusalén, que se convertirá en un montón de escombros, Miq_3:12.

Sin embargo, el profeta conserva una esperanza, Miq_7:7. Vuelve a la doctrina del Resto, esbozada por Amós, y anuncia el nacimiento en Efratá del Rey pacífico que apacentará el rebaño de Yahvé, Miq_5:1-5 [Miq_5:2-6].

La influencia de Miqueas fue duradera: los contemporáneos de Jeremías conocían y citaban un oráculo contra Jerusalén, Jer_26:18. El Nuevo Testamento ha conservado todo el texto sobre el origen del Mesías en Efratá-Belén, Mat_2:6; Jua_7:42.

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Isa_3:13-15; Isa_5:3-4; Ose_4:1-5

NOTAS

6 A la requisitoria de Yahvé que recuerda sus beneficios, Miq_6:3-5, sigue una pregunta del fiel arrepentido sobre las exigencias de su Dios, Miq_6:6-7, y una respuesta del profeta, Miq_6:8.

6:1 Los montes, lugares por excelencia de los encuentros de Dios con su pueblo (Sinaí, Nebo, Ebal y Garizín, Sión, Carmelo, etc.), y testigos inmutables, son a menudo personificados, Gén_49:26; 2Sa_1:21; Ez 35-36; Sal_68:16-17 [Sal_68:15-16], etc.



NOTAS

6:2 «prestad oído» weha'azînû conj.; «y vosotros los firmes» weha'etanîm hebr.

NOTAS

6:3 Asonancia entre «te he molestado» (hele'etîka) y «te saqué» (he`elitîka). -Al pueblo que se queja de haber sido abandonado por Dios, Yahvé le va a recordar sus beneficios pasados. Este texto se recoge en los «Improperios» del Viernes Santo.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_5:6; Deu_7:8

[2] 1Sa_12:6


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Núm 22-24

NOTAS

6:5 El hebr. tiene una laguna. Se trata del paso del Jordán. -«para que comprendas» versiones; «conocimiento de» hebr. -«la justicia», es decir, la conducta justa, son las gestas de la Historia Sagrada, por las que Yahvé ha mantenido sus compromisos de aliado. Como la misma Alianza procede de la iniciativa divina, esta «justicia» es también pura gracia.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Lev_18:21+

NOTAS

6:7 Es el fiel quien responde a la queja que Yahvé dirige a su pueblo, lo cual pone bien de manifiesto el aspecto personal de la religión para el profeta. El fiel propone sacrificios, legítimos o no. El profeta los va a rechazar, Miq_6:8, para substituirlos por una religión espiritual, caracterizada por las exigencias que ya «se han declarado» al hombre: la justicia (Amós), la piedad o el amor (Oseas), la humildad ante Dios (Isaías).

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Amó_5:21+

[2] Amó_5:24

[3] Ose_2:21+ [Ose_2:19]

[4] Isa_7:9; Isa_30:15

NOTAS

6:8 «Se te ha hecho saber» griego; «te he hecho saber» hebr.; «te declararé» sir., Vulg.

NOTAS

6:9 Antes de «escuchad», el hebr. añade tres palabras ininteligibles: «éxito verá tu nombre» (?). -«consejo de la ciudad» según griego y Targ.; «y que la ha determinado» (?) hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Amó_8:5+


NOTAS

6:11 «¿Daré por justa?» Vulg.; «¿seré justo?» hebr.

NOTAS

6:12 Muchos autores trasladan este v. detrás de Miq_6:9, para asegurar una mejor continuidad del texto. -El fin del v. parece una glosa tomada del Sal_120:2-3.

NOTAS

6:13 «comienzo» versiones; «he hecho enfermar» hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Ose_4:10

NOTAS

6:14 Palabra desconocida, traducción dudosa.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_28:30-33+; Amó_5:11


NOTAS

6:16 «observas» versiones; «él se guarda» hebr. -«te conduces» conj.; hebr. en plural; -«tus (habitantes)» conj.; «sus» hebr. -Las «acciones» y los «consejos» que denuncia el profeta son quizás el culto a Baal, pero más probablemente el lujo de los grandes y la injusticia social.