Sofonías  2 Biblia Jerusalén (1998) | 15 versitos |
1 Reuníos, congregaos, gente sin vergüenza,
2 antes que seáis aventados como el tamo que en un día pasa, antes que caiga sobre vosotros el ardor de la ira de Yahvé, (antes que caiga sobre vosotros el Día de la ira de Yahvé).
3 Buscad a Yahvé, vosotros, humildes de la tierra, que cumplís sus mandatos; buscad la justicia, buscad la humildad; quizá encontréis cobijo el Día de la ira de Yahvé.
4 Gaza quedará desamparada, Ascalón desolada, Asdod, expulsada al mediodía, Ecrón, arrancada de raíz.
5 ¡Ay de los habitantes de la costa, nación de los quereteos! Palabra de Yahvé contra vosotros: "Canaán, tierra de filisteos, te destruiré, te dejaré sin habitantes;
6 la costa quedará convertida en pastizales, en pradera de pastores, en apriscos de ovejas."
7 Y será la franja costera para el Resto de la casa de Judá: allí pacerán y a la tarde reposarán en las casas de Ascalón, cuando los visite Yahvé su Dios, y los traiga de su cautiverio.
8 He oído los insultos de Moab, los denuestos lanzados por Amón, cuando insultaron a mi pueblo, y prosperaron a costa de su tierra.
9 Por eso, ¡por mi vida - oráculo de Yahvé Sebaot, Dios de Israel - que Moab quedará como Sodoma, los habitantes de Amón como Gomorra: cardizal y mina de sal, desolación para siempre! El Resto de mi pueblo los saqueará, los que queden de mi nación los heredarán.
10 Éste será el precio de su orgullo, por insultar, por prosperar a costa del pueblo de Yahvé Sebaot.
11 Yahvé se les mostrará terrible, cuando deje sin fuerzas a todos los dioses de la tierra, y se postren ante él, cada una en su lugar, todas las islas de los paganos.
12 También vosotros, etíopes: "Seréis víctimas de mi espada".
13 Extenderá su mano contra el norte, destruirá a Asiria, dejará a Nínive desolada, árida como el desierto.
14 Se tumbarán en medio de ella rebaños y toda suerte de animales: hasta la lechuza y el erizo pasarán la noche entre sus capiteles. El búho ululará en la ventana, graznará el cuervo en el umbral, porque el cedro fue arrancado.
15 Así quedará la ciudad bulliciosa, la que tranquila reposaba, la que decía en su interior: "¡Yo, y nadie más!" ¡Qué desolada ha quedado, convertida en guarida de animales! Todo el que pasa a su lado silba y agita su mano.

Patrocinio

 
 

Introducción a Sofonías 

Sofonías.
Según el título de su librito, Sofonías profetizó en tiempo de Josías, 640-609. Sus ataques contra las costumbres extranjeras, Sof_1:8, y los cultos de los falsos dioses, Sof_1:4-5, sus censuras a los ministros, Sof_1:8, y su silencio respecto del rey indican que predicó antes de la reforma religiosa y durante la minoría de Josías, entre el 640 y el 630, o sea, inmediatamente antes de que comenzara el ministerio de Jeremías. Judá, privada por Senaquerib de una parte de su territorio, vivió bajo la dominación asiria, y los reinados impíos de Manasés y de Amón favorecieron el desorden religioso. Pero el debilitamiento de Asiria suscitó en este tiempo la esperanza de una restauración nacional que iría acompañada de una reforma religiosa.

El libro se divide en cuatro breves secciones: el Día de Yahvé, 1:2-2:3; contra las naciones, Sof_2:4-15; contra Jerusalén, Sof_3:1-8; promesas, Sof_3:9-20. Se ha querido eliminar sin razón suficiente algunos oráculos contra las naciones y todas las promesas de la última sección; como todas las colecciones proféticas, la de Sofonías ha recibido retoques y adiciones, pero son poco numerosos; especialmente los anuncios de la conversión de los paganos, Sof_2:11 y Sof_3:9-10, extraños al contexto, se inspiran en el Segundo Isaías; se discute mucho la autenticidad de los pequeños salmos Sof_3:14-15 y Sof_3:16-18 a y se acepta la fecha del tiempo del Destierro para los últimos versículos, Sof_3:18-20.

El mensaje de Sofonías se resume en un anuncio del Día de Yahvé (ver Amós), una catástrofe que alcanzará a las naciones tanto como a Judá. A ésta se le condena por sus culpas religiosas y morales, inspiradas por el orgullo y la rebeldía, Sof_3:1, Sof_3:11. Sofonías posee del pecado una noción profunda que anuncia la de Jeremías: es un atentado personal contra el Dios vivo. El castigo de las naciones es una advertencia, Sof_3:7, que debería llevar al pueblo a la obediencia y a la humildad, Sof_2:3, y la salvación sólo se promete a un «resto» humilde y modesto, Sof_3:12-13. El mesianismo de Sofonías se reduce a este horizonte, ciertamente limitado, pero que descubre el contenido espiritual de las promesas.

El opúsculo de Sofonías tuvo una influencia limitada y sólo una vez es utilizado en el Nuevo Testamento, Mat_13:41. Pero la descripción del Día de Yahvé, Sof_1:14-18, inspiró la de Joel y deparó a la Edad Media el comienzo del Dies irae.

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas


NOTAS

2 La amenaza del Día de Yahvé deja en pie la esperanza de la conversión. La salvación se promete a los «humildes» (o «pobres»), Sof_2:3.

2:1 Verbo raro, diversamente interpretado: «Amontonaos», «Entrad en vosotros mismos», «Inclinaos». La semejanza con la palabra que significa «tamo» invita a ver aquí la imagen del hacinamiento de la paja en la era, para la trilla, ver Sof_2:2.



REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Ose_13:3

NOTAS

2:2 «(antes que) seáis aventados» lo' tiddajeqû conj.; «el nacimiento del decreto» ledet joq hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Amó_5:4+

[2] Isa_57:15

NOTAS

2:3 «humildes» o «pobres», en hebreo `anawîm. Los pobres tienen gran importancia en la Biblia. Si la literatura sapiencial tiende a considerar la pobreza, rês, como efecto de la pereza, Pro_10:4 (pero ver Pro_14:21; Pro_18:12), los profetas saben que los pobres son ante todo los oprimidos, `aniyyîm; reclaman justicia para los débiles y pequeños, dal·lîm, y los indigentes, 'ebyônîm, Amó_2:6 s; Isa_10:2; ver Job_34:28 s; Sir_4:1 s; Stg_2:2 s. El Deuteronomio, siguiendo a Éxo_22:20-26 [Éxo_22:21-27]; Éxo_23:6, les hace eco con su legislación humanitaria, Deu_24:10 s. Con Sofonías, el vocabulario de la pobreza toma un colorido moral y escatológico, Sof_3:11 s; ver Isa_49:13; Isa_57:14-21; Isa_66:2; Sal_22:27 [Sal_22:26]; Sal_34:3 s [Sal_34:2]; Sal_37:11 s; Sal_69:34 [Sal_69:33]; Sal_74:19; Sal_149:4; ver también Mat_5:3+; Luc_1:52; Luc_6:20; Luc_7:22. Los `anawîm son en una palabra los israelitas sumisos a la voluntad divina. En la época de los LXX, el término `anaw (o `anî) expresa cada vez más una idea de altruismo, Zac_9:9; ver Sir_1:27. A los «pobres» es a quienes será enviado el Mesías, Isa_61:1; ver Isa_11:4; Sal_72:12 s; Luc_4:18. Él mismo será humilde y manso, Zac_9:9; ver Mat_11:29; Mat_21:5, y será incluso oprimido, Isa_53:4; Sal_22:25 [Sal_22:24].

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jos_13:2+; Amó_1:6-8; Isa_14:28-32; Jer 47; Eze_25:15-17

NOTAS

2:4 Sofonías enumera (excepto Gat, quizá ya en ruinas) las ciudades filisteas confederadas, la «liga del mar». Repitiendo el procedimiento de Isa_10:29-31 y de Miq_1:10-15, deduce, por medio de juegos de palabras, presagios de desgracia de los nombres de Gaza y Ecrón.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Amó_9:7; Deu_2:23; Jer_47:4


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Núm_22:36+; Deu_2:19+; Amó 1:13—2:3; Isa 15-16; Jer 48:1—49:6; Eze_25:1-11


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Gén_19:1+

[2] Isa_14:2; Zac_2:13 [Zac_2:9]

NOTAS

2:9 Según Gén_19:30-38, Amón y Moab proceden de Lot, evadido de Sodoma.

NOTAS

2:11 Esta promesa de conversión de las «islas», que va más allá de Moab y Amón, es sin duda una adición, que parece depender de Isa_41:1, Isa_41:5; Isa_42:4, Isa_42:10, Isa_42:12; Isa_49:1; Isa_51:5.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Isa 18-20; Jer 46; Eze 29-32

NOTAS

2:12 Etiopía designa aquí a Egipto, donde reinaron faraones etíopes poco antes de Sofonías (de 751 a 663; dinastía XXV). El oráculo parece incompleto.

NOTAS

2:13 El enemigo por excelencia, que aplastaba a Judá desde hacía casi un siglo.

NOTAS

2:14 «El búho» kôs conj.; «una voz» qôl hebr. -«el cuervo» griego; «la desolación» hebr. -«el cedro fue arrancado» conj.; «él arrancó el cedro» hebr. Probablemente la madera empleada para la construcción, madera que «fue arrancada».

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] |Isa_47:8; Isa_47:10

[2] Jer_18:16; Jer_19:8; Jer_49:17