Levítico 15 Biblia Jerusalén (1998) | 33 versitos |
1 Yahvé habló así a Moisés y a Aarón:
2 "Hablad a los israelitas y decidles: Cualquier hombre que padece flujo seminal, ese flujo es impuro.
3 La impureza causada por su flujo se da tanto si su cuerpo deja destilar el flujo como si lo retiene: es impuro.
4 Todo lecho en que se acueste el que padece flujo será impuro, y todo asiento en que se siente será impuro.
5 Quien toque su lecho lavará sus vestidos, se bañará y quedará impuro hasta la tarde.
6 Quien se siente sobre un mueble donde se haya sentado cualquiera que padece flujo lavará sus vestidos, se bañará y será impuro hasta la tarde.
7 Quien toque el cuerpo del que padece flujo lavará sus vestidos, se bañará y será impuro hasta la tarde.
8 Si el que tiene flujo escupe sobre un hombre puro, éste lavará sus vestidos, se bañará y quedará impuro hasta la tarde.
9 Toda montura sobre la que haya montado el que padece flujo será inmunda.
10 Quien toque un objeto que haya estado debajo de él quedará impuro hasta la tarde, y quien lo transporte lavará sus vestidos, se bañará y será impuro hasta la tarde.
11 Todo aquél a quien toque el que padece flujo sin haberse antes lavado las manos, lavará sus vestidos, se bañará en agua y quedará impuro hasta la tarde.
12 Toda vasija de barro tocada por el que padece flujo será rota, y todo utensilio de madera será lavado con agua.
13 "Si el que padece flujo sana de él, se contarán siete días para su purificación; después lavará sus vestidos, se bañará en agua corriente y quedará puro.
14 El día octavo tomará dos tórtolas o dos pichones y se presentará ante Yahvé a la entrada de la Tienda del Encuentro, para entregarlos al sacerdote.
15 El sacerdote los ofrecerá, uno como sacrificio por el pecado, el otro como holocausto, y así el sacerdote hará expiación por él ante Yahvé, a causa de su flujo.
16 "El hombre que haya tenido derrame seminal lavará con agua todo su cuerpo y quedará impuro hasta la tarde.
17 Toda ropa y todo cuero sobre los cuales se haya derramado el semen será lavado con agua y quedará impuro hasta la tarde.
18 "Cuando una mujer se acueste con un hombre y se haya producido eyaculación, se bañarán ambos y quedarán impuros hasta la tarde.
19 "La mujer que tenga la menstruación, permanecerá impura por espacio de siete días. Y quien la toque será impuro hasta la tarde.
20 Todo aquello sobre lo que se acueste durante su impureza quedará impuro; y todo aquello sobre lo que se siente quedará impuro.
21 Quien toque su lecho lavará los vestidos, se bañará y quedará impuro hasta la tarde.
22 Quien toque un mueble cualquiera sobre el que ella se haya sentado lavará sus vestidos, se bañará y será impuro hasta la tarde.
23 Quien toque algo que está sobre el lecho o sobre el mueble donde ella se sienta quedará impuro hasta la tarde.
24 Si uno se acuesta con ella, se contamina de la impureza de sus reglas y queda impuro siete días; todo lecho en que él se acueste será impuro.
25 "Cuando una mujer tenga flujo de sangre durante muchos días, fuera del tiempo de sus reglas o cuando sus reglas se prolonguen, quedará impura mientras dure su flujo, como en los días del flujo menstrual.
26 Todo lecho en que se acueste mientras dura su flujo será impuro como el lecho de la menstruación, y cualquier mueble sobre el que se siente quedará impuro como durante la impureza menstrual.
27 Quien los toque quedará impuro y lavará sus vestidos, se bañará y quedará impuro hasta la tarde.
28 Una vez que ella sane de su flujo, contará siete días, y quedará después pura.
29 "El octavo día tomará dos tórtolas o dos pichones y los presentará al sacerdote a la entrada de la Tienda del Encuentro.
30 El sacerdote los ofrecerá uno como sacrificio por el pecado, el otro como holocausto; y hará expiación por ella ante Yahvé por la impureza de su flujo.
31 "Mantendréis alejados a los israelitas de sus impurezas para que no mueran por contaminar con ellas mi Morada, que está en medio de ellos.
32 "Ésta es la ley relativa al hombre que padece flujo o que se hace impuro por efusión de semen,
33 a la mujer durante el flujo menstrual, a aquél que padece flujo, sea varón o mujer, y a aquél que se acueste con una mujer en período de impureza.

Patrocinio

 
 

Introducción a Levítico

*

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas


NOTAS

15 Los casos de impureza aquí tratados no son solamente la blenorragia, la enfermedad contagiosa, sino también el simple derrame seminal del varón y las reglas de la mujer. Porque todo lo que se refiere a la fecundidad y a la reproducción tiene un carácter misterioso y sagrado, ver Lev_12:1+.