Exodo  32 Biblia Jerusalén (1998) | 35 versitos |
1 Al ver el pueblo que Moisés tardaba en bajar del monte, se reunió en torno a Aarón y le dijo: "Anda, haznos un dios que vaya delante de nosotros, pues no sabemos qué ha sido de ese Moisés, que nos sacó del país de Egipto."
2 Aarón les respondió: "Quitad de las orejas los pendientes de oro a vuestras mujeres, hijos e hijas, y traédmelos."
3 Todo el pueblo se quitó los pendientes de oro de las orejas, y los entregó a Aarón.
4 Él los tomó de sus manos, los fundió en un molde e hizo un becerro de fundición. Entonces ellos exclamaron: "Éste es tu Dios, Israel, el que te ha sacado del país de Egipto."
5 Al verlo Aarón, erigió un altar ante el becerro y anunció: "Mañana habrá fiesta en honor de Yahvé."
6 Al día siguiente se levantaron de madrugada y ofrecieron holocaustos y presentaron sacrificios de comunión. El pueblo se sentó a comer y beber, y después se levantó para divertirse.
7 Yahvé dijo a Moisés: "¡Anda, baja! Porque se ha pervertido tu pueblo, el que sacaste del país de Egipto.
8 Bien pronto se han apartado del camino que yo les había prescrito. Se han hecho un becerro fundido y se han postrado ante él; le han ofrecido sacrificios y han dicho: "Éste es tu Dios, Israel, el que te ha sacado del país de Egipto.""
9 Y añadió Yahvé a Moisés: "Ya veo que este pueblo es un pueblo de dura cerviz.
10 Déjame ahora que se encienda mi ira contra ellos y los devore; de ti, en cambio, haré un gran pueblo."
11 Pero Moisés trató de aplacar a Yahvé su Dios, diciendo: "¿Por qué, oh Yahvé, ha de encenderse tu ira contra tu pueblo, el que tú sacaste del país de Egipto con gran poder y mano fuerte?
12 ¿Por qué han de decir los egipcios: Los sacó con mala intención, para matarlos en las montañas y exterminarlos de la superficie de la tierra? Abandona el ardor de tu cólera y arrepiéntete de la amenaza contra tu pueblo.
13 Acuérdate de Abrahán, de Isaac y de Israel, tus siervos, a quienes por ti mismo juraste: Multiplicaré vuestra descendencia como las estrellas del cielo; y toda esta tierra, de la que os he hablado, se la daré a vuestros descendientes, que la heredarán para siempre."
14 Y Yahvé renunció a lanzar el mal con que había amenazado a su pueblo.
15 Moisés se volvió y bajó del monte, con las dos tablas del Testimonio en su mano, tablas escritas por ambos lados; por una y otra cara estaban escritas.
16 Las tablas eran obra de Dios, y la escritura era escritura de Dios, grabada en las tablas.
17 Josué oyó las voces del pueblo que gritaba y dijo a Moisés: "Hay gritos de guerra en el campamento."
18 Respondió Moisés: "No es grito de victoria, no es grito de derrota. Es grito de algazara lo que oigo."
19 Al acercarse al campamento y ver el becerro y las danzas, Moisés ardió en ira, arrojó las tablas y las hizo añicos al pie del monte.
20 Luego tomó el becerro que habían hecho y lo quemó; lo molió, lo esparció en el agua, y se lo dio a beber a los israelitas.
21 Moisés preguntó a Aarón: "¿Qué te ha hecho este pueblo para que lo cargues con tan grande culpa?"
22 Aarón respondió: "No se encienda la ira de mi señor. Tú sabes que este pueblo es obstinado.
23 Me dijeron: "Haznos un dios que vaya delante de nosotros, pues no sabemos qué le ha sucedido a ese Moisés, que nos sacó del país de Egipto."
24 Yo les contesté: "El que tenga oro que se desprenda de él." Ellos se lo quitaron y me lo dieron; yo lo eché al fuego y salió este becerro."
25 Moisés vio que el pueblo estaba desenfrenado, pues Aarón les había permitido entregarse a la idolatría en medio de sus adversarios -
26 Entonces Moisés se plantó a la puerta del campamento, y exclamó: "¡A mí los de Yahvé!", y se le unieron todos los hijos de Leví.
27 Él les dijo: "Así dice Yahvé, el Dios de Israel: Cíñase cada uno su espada al costado; pasad y repasad por el campamento de puerta en puerta, y matad cada uno a su hermano, a su amigo y a su pariente."
28 Cumplieron los hijos de Leví la orden de Moisés; y cayeron aquel día unos tres mil hombres del pueblo.
29 Luego dijo Moisés: "Hoy habéis recibido la investidura como sacerdotes de Yahvé, cada uno a costa de vuestros hijos y vuestros hermanos, para que él os dé hoy la bendición."
30 Al día siguiente, Moisés dijo al pueblo: "Habéis cometido un gran pecado. Ahora subiré a Yahvé; acaso pueda obtener el perdón para vuestro pecado."
31 Moisés volvió a Yahvé y dijo: "Este pueblo ha cometido un gran pecado al hacerse un dios de oro.
32 Pero ahora, ¡si quieres perdonar su pecado...!, si no, bórrame del libro que has escrito."
33 Yahvé respondió a Moisés: "Al que haya pecado contra mí, lo borraré yo de mi libro.
34 Ahora ve y conduce al pueblo adonde te he dicho. Mi ángel irá delante de ti, mas llegará un día en que los castigaré por su pecado."
35 Y Yahvé castigó al pueblo por lo que había hecho con el becerro fabricado por Aarón.

Patrocinio

 
 

Introducción a Exodo 

*

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jer_31:32; Éxo_24:18

[2] Hch_7:40-41

NOTAS

32 (a) Desde el punto de vista de la crítica literaria, los caps. 32-34 combinan las tradiciones yahvista y elohísta, que resulta casi imposible distinguir en detalle. Presentan la alianza yahvista de Ex 34 como la renovación de la alianza elohísta de Ex 24, rota por la rebelión de Israel: la adoración del becerro de oro. Podemos creer que estos arreglos son artificiales y que el episodio del becerro de oro se ha puesto en este lugar para separar los dos relatos de alianza y facilitar su conservación.

32 (b) El «Becerro» de oro, así llamado en son de burla, es en realidad la imagen de un toro joven, uno de los símbolos divinos del Oriente antiguo. Un grupo rival del grupo de Moisés, o una fracción disidente de este último grupo, tuvo o quiso tener como símbolo de la presencia de su Dios a una figura de toro en lugar del arca de la Alianza. Pero en todo caso se trata de Yahvé, Éxo_32:5, que sacó a Israel de Egipto, Éxo_32:4 y Éxo_32:8. Se ha dicho que este relato trasladaba al desierto los becerros de oro de Jeroboán; más bien parece que este último quiso reanudar una tradición antigua, ver 1Re_12:28+.



REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Neh_9:18; Sal_106:19 s

[2] 1Re_12:28

NOTAS

32:4 Este toro no es imagen de Yahvé; según los paralelos orientales, es la peana de la divinidad invisible, como lo es el arca, cuyo papel de guía debe asumir, ver Éxo_32:1.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] 1Co_10:7


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jer_31:32


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_33:3; Éxo_34:9; Deu_9:13+

NOTAS

32:9 Este v. falta en griego.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Gén_12:2; Núm_14:12


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Sal_106:23; Deu_9:26-29

NOTAS

32:11 Moisés aparece como el gran intercesor: ya con ocasión de las plagas de Egipto, Éxo_5:22-23; Éxo_8:4 [Éxo_8:8]; Éxo_9:28; Éxo_10:17; en favor de su hermana María, Núm_12:13; pero especialmente en favor de todo el pueblo en el desierto, Éxo_5:22-23; Éxo_32:11-14, Éxo_32:30-32; Núm_11:2; Núm_14:13-19; Núm_16:22; Núm_21:7; Deu_9:25-29. Este papel lo recuerda Jer_15:1; Sal_99:6; Sal_106:23; Sir_45:3. Ver 2Ma_15:14+. Esta intercesión de Moisés prefigura la de Cristo.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Núm_14:13-16; Deu_9:28; Deu_32:27; Eze_20:9; Eze_20:44


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Gén_15:5; Gén_22:16-17+; Gén_35:11-12


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_24:12+


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_31:18


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_9:21

NOTAS

32:20 De este modo el agua se ha convertido en «agua de maldición», ver Núm_5:11-31. Pero aquí no se trata de una ordalía como en el texto de Números, porque se considera culpable a todo el pueblo. Probablemente, la tradición primitiva dejaba a Dios el castigo que aquí se atribuye a los levitas, ver Éxo_32:25 s; Deu_9:21 refiere el hecho de manera distinta.

NOTAS

32:25 El sentido del término hebreo es dudoso.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_33:9

[2] Mat_10:37; Luc_14:26


NOTAS

32:28 La Vulg. dice 23.000, quizá conforme a 1Co_10:8, que pudo inspirarse en Núm_25:1-9.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_33:8-11; Núm_25:7-13

NOTAS

32:29 «habéis recibido la investidura» (Lit. «habéis llenado las manos», ver Éxo_28:41+) griego; «recibid la investidura» hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Rom_9:3; Apo_20:12

NOTAS

32:32 El libro que contiene las acciones de los hombres y describe su destino, ver Sal_69:29 [Sal_69:28]; Sal_139:16, etc.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Dan_12:1+

[2] Éxo_23:20+; Éxo_3:16+