Nahúm  3 Biblia Jerusalén (1998) | 19 versitos |
1 ¡Ay de la ciudad sanguinaria, toda ella mentira, repleta de rapiña, de incesante pillaje!
2 ¡Chasquido de látigos, estrépito de ruedas! ¡Caballos que galopan, carros que saltan,
3 caballería que avanza, llamear de espadas, centellear de lanzas... multitud de heridos, montones de muertos, cadáveres sin fin, se tropieza en cadáveres!
4 Por todas las prostituciones de la prostituta, llena de gracia y hechicera, que vendía a las naciones con sus prostituciones y a los pueblos con sus hechicerías.
5 Aquí estoy contra ti - oráculo de Yahvé Sebaot -: levantaré tus faldas hasta tu cara, mostraré a las naciones tu desnudez, a los reinos tu vergüenza.
6 Arrojaré inmundicia sobre ti, te deshonraré convertida en espectáculo.
7 Y así, todo el que te vea huirá de tu presencia diciendo: "¡asolada ha quedado Nínive! ¿Quién se apiadará de ella? ¿Dónde buscará quien la consuele?"
8 ¿Eres mejor que No Amón, la asentada entre los Nilos, (rodeada por las aguas), cuya barrera era el mar, cuya muralla las aguas?
9 Etiopía y Egipto eran su fuerza, que no tenía límite; Put y los libios venían en su ayuda.
10 También ella fue al destierro, al cautiverio partió, también sus niños fueron estrellados en los cruces de todas las calles; se echaron suertes sobre sus notables, todos sus grandes fueron encadenados.
11 También tú te emborracharás y andarás escondida; también tú buscarás refugio contra el enemigo.
12 Tus fortalezas son higueras cargadas de brevas: si se las sacude, caen en la boca que las come.
13 Tus soldados se han vuelto mujeres entre las tropas enemigas; abiertas de par en par las puertas de tu país, el fuego ha devorado tus cerrojos.
14 Haz abasto de agua para el asedio, consolida tus defensas, pisa la arcilla, aplasta el mortero, mételo en el molde de ladrillos.
15 Allí el fuego te consumirá, la espada te exterminará (te devorará como el pulgón.) Multiplícate como el pulgón, multiplícate como la langosta;
16 multiplica tus mercaderes más que las estrellas del cielo, [17a] tus guardias como langostas, y tus escribas como enjambres de insectos, que se posan en las tapias al abrigo del frío; sale el sol y se van,
17 [16b] se despliegan los pulgones y vuelan, [17b] sin que nadie sepa adónde. ¡Ay, cómo
18 duermen tus pastores, rey de Asiria! Dormitan tus capitanes, tu tropa anda dispersa por los montes, y no hay quien la reúna.
19 ¡Tu herida no tiene remedio, tu llaga es incurable! Los que tienen noticias tuyas baten palmas contra ti; pues ¿sobre quién no cayó sin tregua tu maldad?

Patrocinio

 
 

Introducción a Nahúm 

Nahúm.
El libro de Nahúm comienza con un salmo sobre la Cólera de Yahvé contra los malvados y con sentencias proféticas que contraponen el castigo de Asur y la salvación de Judá, 1:2-2:3, pero el tema principal indicado por el título es la ruina de Nínive, anunciada y descrita con un poder de evocación que hace de Nahúm uno de los grandes poetas de Israel, 2:4-3:19. No hay razón para negarle el salmo y los oráculos del comienzo, que forman una buena introducción a este terrible cuadro.

Se ha sostenido, aunque sin pruebas suficientes, que esta introducción (o todo el libro) tenía origen cultual o, al menos, había sido empleado en la liturgia del Templo.

La profecía es algo anterior a la conquista de Nínive el 612. Se siente vibrar aquí toda la pasión de Israel contra el enemigo hereditario, el pueblo de Asur, se oye cantar a las esperanzas que despierta su caída. Mas, a través de este nacionalismo violento, que no vislumbra aún el Evangelio, ni siquiera el universalismo de la segunda parte de Isaías, se expresa un ideal de justicia y de fe: la ruina de Nínive es un juicio de Dios que castiga al enemigo del plan divino, Nah_1:11; Nah_2:1 [Nah_1:15], al opresor de Israel, Nah_1:12-13, y de todos los pueblos, Nah_3:1-7.

El opúsculo de Nahúm parece que alimentó las esperanzas humanas de Israel hacia el 612, pero la alegría fue breve y la ruina de Jerusalén siguió de cerca a la de Nínive. Entonces se amplió y ahondó el sentido del mensaje, e Isa_52:7 repite la imagen de Nah_2:1 [Nah_1:15] para describir la llegada de la salvación. En Qumrán se han encontrado los fragmentos de un comentario de Nahúm que aplicaba arbitrariamente las expresiones del profeta a los enemigos de la comunidad.

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas


NOTAS

3 Nuevo cuadro de la ruina de Nínive, acompañado de un juicio sobre los pecados que han motivado este castigo. Al representar a Nínive como una prostituta, Nahúm se fija, más que en su idolatría (Nínive no es como Israel la esposa de Yahvé) y su prostitución sagrada, en la codicia y la habilidad con que ha establecido su poder sobre todos los pueblos para despojarlos.



REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Eze_39:11-16


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Apo 17-18

NOTAS

3:4 La imagen se refiere a los pueblos que han sido esclavizados, al contrario del «rescate» que significa su liberación.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] = Nah_2:14 [Nah_2:13]

[2] Ose_2:5+ [Ose_2:3]


NOTAS

3:6 El castigo de Nínive es el de las adúlteras, ver Ose_2:5 [Ose_2:3]; Eze_16:36-43; Eze_23:25-30.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jer_15:5; Isa_51:19


NOTAS

3:8 (a) Sin duda Tebas en el Alto Egipto, «la ciudad de Amón»; fue saqueada el 663 por los ejércitos de Asurbanipal, que tal vez la habían alcanzado ya el 667.

3:8 (b) «cuya» (lit. «su») falta en hebr.: «las aguas» mayim 4Qp (comentario a Nahúm descubierto en Qumrán); «del mar» miyyam hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jer_46:9+

NOTAS

3:9 «su» griego, sir.; «tu» hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Ose_10:14+

[2] Joe_4:3 [Joe_3:3]


NOTAS

3:12 Este oráculo parece aludir a reveses ya sufridos por los ejércitos asirios (¿toma de Tarbis y de Asur el 614?).

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Isa_3:12; Isa_19:16; Jer_50:37; Jer_51:30


NOTAS

3:15 (a) «te devorará como el pulgón» parece glosa inspirada por lo que sigue.

3:15 (b) La invasión por los asirios (mercaderes, soldados, escribas) de los países ocupados es comparada a la de una nube de langosta. La misma imagen sirve para anunciar su desaparición súbita y total.

NOTAS

3:16a «multiplica» conj.; «eres multiplicada» hebr. -Trasponemos Nah_3:16 b en medio de Nah_3:17.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] 1Re_22:17

NOTAS

3:17b «¡Ay, cómo» 'ôy mah conj. según griego; «¿dónde están?» 'ayyam hebr.

3:18 «Dormitan» griego; «yacen» hebr.