Gálatas 6 Biblia de Jerusalen (Desclee, 2009) | 18 versitos |
1 Hermanos, si alguno es sorprendido en alguna falta, vosotros, los espirituales, corregidle con espíritu de mansedumbre. ¡Pero cuidado, que también tú puedes ser tentado!
2 Ayudaos mutuamente a llevar vuestras cargas, y cumplid así la ley de Cristo*.
3 Porque si alguno se imagina ser algo, no siendo nada, se engaña a sí mismo.
4 Así que cada cual examine su propia conducta y busque sólo en él posibles motivos para sentirse satisfecho, y no en otros,
5 pues cada uno lleva su propia carga.
6 Que el catecúmeno comparta sus bienes con el catequista.
7 No os engañéis, pues de Dios nadie se burla. Cada cual cosechará lo que siembre:
8 el que siembre para su carne, de la carne cosechará corrupción; el que siembre para el espíritu, del espíritu cosechará vida eterna.
9 No nos cansemos de obrar el bien, que a su debido tiempo podremos cosechar, si no desfallecemos.
10 Por tanto, mientras tengamos oportunidad*, hagamos* el bien a todos*, pero especialmente a nuestros hermanos en la fe.
11 ¡Mirad con qué letras tan grandes os escribo esto de mi propio puño*!:
12 los que os fuerzan a circuncidaros sólo pretenden ser bien vistos por los demás, con el único fin de evitar la persecución por la cruz de Cristo.
13 Pues ni siquiera esos mismos que se circuncidan cumplen la ley; sólo desean veros circuncidados para presumir de que lo habéis hecho gracias a ellos.
14 En cuanto a mí, ¡Dios me libre de presumir si no es en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por la cual el mundo es para mí un crucificado y yo un crucificado para el mundo*!
15 Porque* lo que cuenta no es la circuncisión ni la incircuncisión, sino ser una nueva creatura.
16 Y para todos los que se sometan a esta regla, paz y misericordia, lo mismo que para el Israel de Dios*.
17 Que nadie me cause molestias de ahora en adelante, pues llevo sobre mi cuerpo las señales de Jesús*.
18 Hermanos, que la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu. Amén.

Patrocinio

 
 

Introducción a Gálatas

Gálatas.
Las epístolas a los Gálatas y a los Romanos deben ser tratadas conjuntamente, pues abordan el mismo problema: la primera, como reacción inmediata provocada por una situación concreta; la segunda, como expresión más serena y más completa que pone en orden las ideas suscitadas por la polémica. Este estrecho parentesco de las dos epístolas es una de las mayores razones que desaconsejan fechar la composición de Ga en los primeros años de Pablo, incluso antes de la asamblea de Jerusalén, como lo han propuesto algunos. Ha parecido a éstos que la segunda visita de Pablo a Jerusalén, narrada en Gál_2:1-10, debía de ser la segunda visita mencionada por Hechos, Hch_11:30; Hch_12:25, y no la tercera, Hch_15:2-30 (que difiere en varios puntos del relato de Pablo). Como, por otra parte, Pablo parece desconocer el Decreto de Hch_15:20, Hch_15:29 (ver Gál_2:6), su carta debería ser anterior a la asamblea de Jerusalén, y para esto bastaba admitir que los «Gálatas» fueron los licaonios y los pisidios evangelizados en el primer viaje misionero, explicándose con la ida y vuelta de Pablo la doble visita que parece suponer Gál_4:13. Pero todo esto tiene poca base. Si bien es verdad que Licaonia y Pisidia han estado políticamente vinculadas desde 36-25 a. C. a Galacia, no lo es menos que el lenguaje corriente del siglo I de nuestra era reserva esta denominación a la Galacia propiamente dicha, situada más al norte. Además de que parece difícil que se haya podido llamar «Gálatas» a sus habitantes, Gál_3:1. Por lo demás, no hay necesidad alguna de esta difícil suposición. La segunda visita de Gál_2:1-10 se identifica perfectamente con la tercera de Hch 15 —con la que tiene tan grandes semejanzas— mucho mejor que con la segunda, Hch_11:30; Hch_12:25, de tan poca importancia que Pablo la ha pasado en silencio en su argumentación de Ga, a no ser que ni siquiera haya existido, siendo simplemente la consecuencia de un duplicado literario de San Lucas (ver los Hechos, Introducción, y Hch_11:30+). Así pues, la epístola a los Gálatas es ciertamente posterior a la asamblea de Jerusalén. Si Pablo no habla en ella del Decreto, quizá se deba a que también éste es de época posterior (ver Hch 15+) circunstancia que también explicaría la actitud de Pedro censurada en Gál_2:11-14. Los destinatarios son sin duda los habitantes de la región «gálata» recorrida por Pablo con ocasión del segundo y del tercer viaje, Hch_16:6; Hch_18:23. Y la carta pudo haber sido escrita en Éfeso o incluso en Macedonia, entre el 54 y el 55.

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas

Gálatas 6,1
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Mat_18:15; 2Ts_3:14-15; 2Ti_2:25; Stg_5:19 s

[2] 1Co_10:12


Gálatas 6,2
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jua_13:34; Rom_8:2

NOTAS

6:2 No una lista de preceptos como era la Ley de Moisés, sino el ideal de la vida humana en cuanto encarnado en la persona de Cristo, 1Co_9:21.

Gálatas 6,3
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] 1Co_4:7

Gálatas 6,4
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Rom_14:12

Gálatas 6,6
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Rom_15:27; 1Co_9:11, 1Co_9:14

Gálatas 6,7
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Job_13:9

[2] 2Co_9:6

Gálatas 6,8
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jua_3:6; Rom_6:21-22; 1Co_15:35-49

Gálatas 6,10
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] 1Ts_5:15

NOTAS

6:10 (a) Posible alusión al tiempo que precede a la Parusía, ver Rom_13:11+; 2Co_6:2+.

6:10 (b) «hagamos» Var.: «hacemos» .

6:10 (c) En realidad toda obra buena del cristiano, que, en último término, es expresión del amor, Gál_5:14, se ordena al prójimo: El amor cristiano se ejerce ante todo dentro de la comunidad, Rom_14:15; 1Ts_4:9-10; 2Ts_1:3; etc. , pero es un testimonio para todos los hombres, Rom_12:17, y debe extenderse a todos, 1Ts_5:15; Rom_12:18, aún a los enemigos, Rom_12:20.

Gálatas 6,11
NOTAS

6:11 Como de costumbre, Pablo añade algunas palabras de su propio puño, ver 2Ts_3:17; 1Co_16:21-24; Col_4:18; tal vez también Rom_16:17-20. Escribir con letras grandes era un modo de subrayar.

Gálatas 6,12
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Col_2:18

Gálatas 6,13
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Rom_2:21 s

[2] Rom_3:27+

Gálatas 6,14
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Gál_3:1

[2] Gál_2:19+

NOTAS

6:14 «cruz»,ver Gál_3:1 : «crucificado» (por el mundo), ver Gál_2:19; el mundo de la carne y del pecado, ver Gál_1:4+; Gál_4:3+; 1Co_1:20; 2Co_4:4; Efe_2:2, etc. ; Jua_1:10+.

Gálatas 6,15
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Gál_5:6+; 2Co_5:17+

NOTAS

6:15 Adic.: «en Cristo Jesús».

Gálatas 6,16
NOTAS

6:16 El pueblo cristiano, heredero de las promesas, ver Gál_3:6-9, Gál_3:29; Gál_4:21-31; Rom_9:6-8, en contraposición con el Israel según la carne, 1Co_10:18.

Gálatas 6,17
NOTAS

6:17 Las cicatrices de los malos tratos soportados por Cristo, ver 2Co_4:10; 2Co_6:4-5; 2Co_11:23-28; Col_1:24. A los ojos de Pablo estas señales son más gloriosas que cualquier otra señal en la carne, vv. Gál_6:13-14; ver 2Co_11:18; Flp_3:7.