Nahúm  1 Biblia Jerusalén (1998) | 14 versitos |
1 Oráculo sobre Nínive. Libro de la visión de Nahúm de Elcós.
2 ¡Dios celoso y vengador Yahvé, vengador Yahvé y rico en ira! Se venga Yahvé de sus adversarios, guarda rencor a sus enemigos.
3 Yahvé tardo a la cólera, pero grande en poder, y a nadie deja impune Yahvé. Camina en la tempestad y el huracán, las nubes son el polvo de sus pies.
4 Increpa al mar y lo seca, todos los ríos agota. ...languidecen Basán y el Carmelo, la flor del Líbano se amustia.
5 Los montes tiemblan ante él, se estremecen las colinas; en su presencia se levanta la tierra, el orbe y los que lo habitan.
6 Ante su enojo ¿quién aguantará? ¿Quién resistirá el ardor de su cólera? Su furor se derrama como fuego, las rocas se quiebran ante él.
7 Bueno es Yahvé para quien lo espera, un refugio el día de la angustia; conoce a los que a él se acogen,
8 cuando pasa la inundación. Extermina a los que se alzan contra él, a sus enemigos empuja a las tinieblas. (a Judá)
9 ¿Qué meditáis contra Yahvé? Él es quien ejecuta el exterminio, no se alzará dos veces la opresión;
10 porque ellos, maraña de espinos, ahítos del alcohol de sus festines, como paja seca serán consumidos. (a Asur)
11 ¡De ti ha salido el que tramaba el mal contra Yahvé, el consejero de Belial! (a Judá)
12 Así dice Yahvé: Aunque estén sanos, por muchos que sean, serán talados y desaparecerán. Si te he humillado, no volveré a humillarte,
13 pues ahora quebraré tu yugo, romperé tus cadenas. (al rey de Nínive)
14 Esto te depara Yahvé: tu apellido no tendrá descendencia; extirparé del templo de tus dioses imágenes fundidas y esculpidas, prepararé tu tumba, porque eres despreciable. (a Judá)

Patrocinio

 
 

Introducción a Nahúm 

Nahúm.
El libro de Nahúm comienza con un salmo sobre la Cólera de Yahvé contra los malvados y con sentencias proféticas que contraponen el castigo de Asur y la salvación de Judá, 1:2-2:3, pero el tema principal indicado por el título es la ruina de Nínive, anunciada y descrita con un poder de evocación que hace de Nahúm uno de los grandes poetas de Israel, 2:4-3:19. No hay razón para negarle el salmo y los oráculos del comienzo, que forman una buena introducción a este terrible cuadro.

Se ha sostenido, aunque sin pruebas suficientes, que esta introducción (o todo el libro) tenía origen cultual o, al menos, había sido empleado en la liturgia del Templo.

La profecía es algo anterior a la conquista de Nínive el 612. Se siente vibrar aquí toda la pasión de Israel contra el enemigo hereditario, el pueblo de Asur, se oye cantar a las esperanzas que despierta su caída. Mas, a través de este nacionalismo violento, que no vislumbra aún el Evangelio, ni siquiera el universalismo de la segunda parte de Isaías, se expresa un ideal de justicia y de fe: la ruina de Nínive es un juicio de Dios que castiga al enemigo del plan divino, Nah_1:11; Nah_2:1 [Nah_1:15], al opresor de Israel, Nah_1:12-13, y de todos los pueblos, Nah_3:1-7.

El opúsculo de Nahúm parece que alimentó las esperanzas humanas de Israel hacia el 612, pero la alegría fue breve y la ruina de Jerusalén siguió de cerca a la de Nínive. Entonces se amplió y ahondó el sentido del mensaje, e Isa_52:7 repite la imagen de Nah_2:1 [Nah_1:15] para describir la llegada de la salvación. En Qumrán se han encontrado los fragmentos de un comentario de Nahúm que aplicaba arbitrariamente las expresiones del profeta a los enemigos de la comunidad.

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_4:24+; Éxo_20:5-6

NOTAS

1:2 Este salmo alfabético, ver Sal_31:10+ [Sal_31:9] (pero la serie alfabética es incompleta), desarrolla el tema tradicional de la Ira de Yahvé (Núm_11:33; 2Sa_6:7; 2Sa_21:14; 2Sa_24:1; Sal_2:12; Sal_60:3 [Sal_60:1]; Sal_79:5; Sal_110:5, etc.) y sirve de introducción al oráculo contra Nínive.



REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_34:6-7+

NOTAS

1:3 Los cuatro últimos versos, que no forman parte de la serie alfabética, parecen ser un comentario posterior de Nah_1:2 a, destinado a explicar el sentido de la ira divina.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Isa_50:2; Sal_106:9

NOTAS

1:4 Falta el comienzo del verso (dalet).

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jer_4:24

NOTAS

1:5 Para describir la ira de Dios, el poeta utiliza a la vez los temas de las cosmogonías antiguas (la creación, victoria divina sobre las aguas), Job_7:12+), y los de la historia sagrada (mar Rojo y Sinaí, Sal_114:3-8; Isa_51:10, etc.).

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Apo_6:17


NOTAS

1:7 «para quien lo espera» (en plural) griego; falta en hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Gén_6:7 s; Gén_8:1

NOTAS

1:8 (a) Probable alusión al Diluvio (Noé era, como Nahúm, un «consolador», según Gén_5:29). La ira divina tiene un sentido, Nah_1:7-8; no es una explosión ciega, sino un juicio que distingue a los creyentes de los impíos.

1:8 (b) «los que se alzan contra él» griego; «su lugar» hebr.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] 1Sa_2:6

NOTAS

1:9 Podría traducirse también: «¿Qué idea tenéis de Yahvé?», o «¡Cómo debéis contar con Yahvé!».

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_13:14+ [Deu_13:13]; Sal_18:5 [Sal_18:4]

NOTAS

1:11 Este personaje impío, originario de Asur, podría ser Senaquerib, ver 2 R 18-19.

REFERENCIAS CRUZADAS

[1] 2Re_19:35-36


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Isa_9:3 [Isa_9:4]


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Isa_14:19-21; Jer_8:1-2


REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Isa_52:7-10

[2] Nah_1:11+