Exodo  18 Biblia de Jerusalen (Desclee, 2009) | 27 versitos |
1 Jetró, sacerdote de Madián, suegro de Moisés, se enteró de todo lo que había hecho Dios en favor de Moisés y de Israel, su pueblo, y cómo Yahvé había sacado a Israel de Egipto.
2 Jetró, suegro de Moisés, tomó a Séfora, mujer de Moisés, a la que éste había despedido* ,
3 y a sus dos hijos: uno se llamaba Guersón (pues Moisés dijo: «Forastero soy en tierra extraña»)
4 y el otro, Eliezer* (pues dijo Moisés: «El Dios de mi padre es mi protector y me ha librado de la espada del faraón»).
5 Jetró, suegro de Moisés, fue a ver a Moisés, con los hijos y la mujer de éste, al desierto, donde estaba acampado junto al monte de Dios.
6 Le informaron a Moisés de que estaba allí su suegro Jetró, que había venido con su mujer y sus hijos.»
7 Moisés salió al encuentro de su suegro, se postró y lo besó. Se saludaron ambos y entraron en la tienda.
8 Moisés contó a su suegro todo lo que Yahvé había hecho al faraón y a los egipcios, en favor de Israel, y todas las dificultades encontradas en el camino, y cómo Yahvé les había librado de ellos.
9 Jetró se alegró de todo el bien que Yahvé había hecho a Israel, librándolo de la mano de los egipcios,
10 y dijo: «¡Bendito sea Yahvé, que os ha librado de la mano de los egipcios y de la mano del faraón, y que ha salvado al pueblo del poder de los egipcios!
11 Ahora reconozco que Yahvé es más grande que todos los dioses...* »
12 Después Jetró, suegro de Moisés, ofreció un holocausto y sacrificios a Dios; y Aarón y todos los ancianos de Israel fueron a comer* con el suegro de Moisés en presencia de Dios.
13 Al día siguiente, se sentó Moisés para decidir en los asuntos del pueblo; y la gente estuvo ante Moisés desde la mañana hasta la noche.
14 Al ver el suegro de Moisés todo lo que éste hacía por el pueblo, le dijo: «¿Qué es lo que haces con el pueblo? ¿Por qué te sientas tú solo mientras toda la gente está ante ti desde la mañana hasta la noche?»
15 Contestó Moisés a su suegro: «Es que el pueblo acude a mí para consultar a Dios.
16 Cuando tienen un pleito, vienen a mí y yo decido entre unos y otros, y les enseño los preceptos y las leyes de Dios.»
17 El suegro de Moisés le respondió: «No está bien lo que estás haciendo.
18 Acabaréis agotándoos tú y la gente que te acompaña; la tarea es superior a tus fuerzas; no podrás realizarla tú solo.
19 Así que escúchame; te voy a dar un consejo y que Dios te ayude. Sé tú el representante del pueblo ante Dios y preséntale a Él sus asuntos.
20 Instrúyeles en los preceptos y las leyes, enséñales el camino que deben seguir y las obras que han de practicar.
21 Pero elige de entre el pueblo hombres capaces, de piedad probada, hombres honrados e incorruptibles, y ponlos al frente del pueblo como jefes de mil, de ciento, de cincuenta y de diez.
22 Que ellos administren justicia al pueblo en todo momento y que te presenten a ti los asuntos más graves. Pero en los asuntos de menor importancia, que decidan ellos. Así aligerarás tu carga, pues ellos la compartirán contigo.
23 Si haces esto, Dios te comunicará sus órdenes, tú podrás resistir, y todo el pueblo podrá volver a su casa en paz.»
24 Moisés siguió el consejo de su suegro e hizo todo lo que le dijo.
25 Eligió entre todo Israel hombres capaces y los puso al frente del pueblo, como jefes de mil, de ciento, de cincuenta y de diez.
26 Éstos administraban justicia al pueblo en todo momento; los asuntos graves se los presentaban a Moisés, mas en todos los asuntos menores decidían por sí mismos.
27 Después Moisés despidió a su suegro, que se volvió a su tierra.

Patrocinio

 
 

Introducción a Exodo 

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas

Exodo  18,1
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_2:18+

NOTAS

18 Relato elohísta, que se vincula con el de la estancia de Moisés en Madián, 2:11—4:31. -Se ha querido dar al yahvismo un origen madianita: en Madián recibió Moisés la revelación del nombre divino, Éxo_3:1; Jetró es «sacerdote de Madián», Éxo_18:1, invoca el nombre de Yahvé, Éxo_18:10, le ofrece sacrificios y preside la comida que sigue, Éxo_18:12. En realidad, Jetró reconoce la grandeza y el poder de Yahvé, lo cual no significa que Yahvé fuera su Dios, ni siquiera que se convirtiera a Yahvé (ver, p.e., las profesiones de fe del faraón, Éxo_9:27, y de Rajab, Jos_2:9-10), aunque la tradición pudo interpretarlo así, Éxo_18:12. El «monte de Dios», Éxo_18:5, no es un santuario madianita servido por Jetró: acude a él para reunirse con Moisés y desde él regresa a su país, Éxo_18:27. También el origen madianita del nombre de Yahvé sigue siendo pura hipótesis, ver Éxo_3:13+. De todos modos, préstamo o no, el nombre de Yahvé expresará una realidad religiosa totalmente nueva.


Exodo  18,2
NOTAS

18:2 Única mención del despido de la mujer de Moisés. Tradición independiente de la de Éxo_4:19-20 y Éxo_4:24-26.

Exodo  18,3
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_2:22+

Exodo  18,4
NOTAS

18:4 Guersón: ver Éxo_2:22. Eliezer: 'Eli -mi Dios- (es) `ezer -protección-.

Exodo  18,6
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_19:1+

Exodo  18,11
NOTAS

18:11 El final del v.: «porque en el asunto en que obraban orgullosamente contra ellos», probablemente está incompleto o viciado.

Exodo  18,12
NOTAS

18:12 «ofreció» versiones; «tomó» hebr. -Este v. que parece interpretar la declaración de Jetró como una conversión (ofrece sacrificios) y no habla de Moisés, es probablemente una adición.

Exodo  18,13
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] |Deu_1:9-18

NOTAS

18:13 Medida que supone un pueblo numeroso ya y sedentario, ver Éxo_18:23, y atribuye a Moisés una descentralización del poder judicial, que con toda seguridad es muy posterior. Con todo, el hecho de que una medida como ésta se atribuya a la intervención de Jetró puede testificar la influencia madianita en la primera organización del pueblo.

Exodo  18,15
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_33:7+

Exodo  18,19
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Núm_11:14

Exodo  18,21
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Núm_11:16-17

Exodo  18,27
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Núm_10:30