Exodo  4 Biblia de Jerusalen (Desclee, 2009) | 31 versitos |
1 Moisés respondió: «Piensa que no me creerán ni me harán caso, pues dirán: ‘No se te ha aparecido Yahvé.’»
2 Entonces Yahvé le preguntó: «¿Qué tienes en tu mano?» «Un cayado», respondió él.
3 Yahvé le dijo: «Tíralo al suelo.» Él lo tiró al suelo y se convirtió en una serpiente; y Moisés huyó de ella.
4 Yahvé dijo a Moisés: «Extiende tu mano y agárrala por la cola.» Extendió la mano, la agarró y volvió a ser cayado en su mano...*
5 «Para que crean que se te ha aparecido Yahvé, el Dios de sus padres, el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob.»
6 Yahvé añadió: «Mete tu mano en el pecho.» Metió él la mano en su pecho y, cuando la sacó, estaba cubierta de lepra, blanca como la nieve.
7 Entonces le dijo: «Vuelve a meter la mano en el pecho.» La volvió a meter y, cuando la sacó de nuevo, estaba ya como el resto de su cuerpo.
8 «Así pues, si no te creen ni hacen caso al primer prodigio, creerán en el segundo.
9 Y si tampoco creen en estos dos prodigios ni te hacen caso, tomarás agua del Río y la derramarás en el suelo; y el agua que saques del Río se convertirá en sangre sobre el suelo.»
10 Moisés dijo a Yahvé: «¡Mira, Señor! Yo nunca he sido hombre de palabra fácil, ni aun después de haber hablado tú conmigo; ya ves que soy torpe de boca y de lengua.»
11 Yahvé le respondió: «¿Quién ha dado la boca al hombre? ¿Quién hace al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? ¿No soy yo, Yahvé?
12 Así pues, vete, que yo estaré en tu boca y te indicaré lo que debes decir.»
13 Él replicó: «¡Por favor, Señor! Envía a quien quieras.»
14 Entonces se encendió la ira de Yahvé contra Moisés, y le dijo: «¿No tienes a tu hermano Aarón el levita? Sé que él habla bien; además, va a salir a tu encuentro, y seguro que al verte se alegrará.
15 Tú le hablarás y pondrás las palabras en su boca; yo estaré en tu boca y en la suya, y os indicaré lo que habéis de hacer.
16 Él hablará por ti al pueblo, él será tu boca y tú serás su dios.
17 Toma este cayado* en tu mano, porque con él has de hacer los prodigios.»
18 Moisés regresó a casa de su suegro Jetró y le dijo: «Permíteme volver donde mis hermanos de Egipto para ver si aún viven.» Jetró respondió a Moisés: «Vete en paz.»
19 Yahvé dijo a Moisés en Madián: «Anda, vuelve a Egipto, pues han muerto todos los que te buscaban para matarte.»
20 Moisés tomó a su mujer y a su hijo* , los montó en el asno y volvió al país de Egipto. Moisés tomó también el cayado de Dios en su mano.
21 Yahvé dijo a Moisés: «Cuando vuelvas a Egipto, harás delante del faraón todos los prodigios que te he concedido hacer. Yo endureceré su corazón para que no deje salir al pueblo.
22 Dirás al faraón: Esto dice Yahvé: Mi hijo primogénito es Israel.
23 Por eso, te digo que dejes salir a mi hijo para que me dé culto. Si te niegas a dejarle salir, yo daré muerte a tu hijo primogénito*
24 Durante el viaje, en un albergue, Yahvé le salió al encuentro e intentó darle muerte.
25 Tomó entonces Seforá un pedernal, cortó el prepucio de su hijo y tocó las partes de Moisés, diciendo: «Eres mi esposo de sangre.»
26 Entonces Yahvé lo soltó. (Ella había dicho «esposo de sangre» por la circuncisión.)
27 Yahvé dijo a Aarón: «Vete al desierto al encuentro de Moisés.» Él fue y lo encontró en el monte de Dios, y lo besó.
28 Moisés contó a Aarón todo lo que Yahvé le había encomendado y todos los prodigios que le había mandado hacer.
29 Moisés y Aarón fueron y reunieron a todos los ancianos de los israelitas.
30 Aarón refirió todas las palabras que Yahvé había dicho a Moisés y realizó los prodigios ante el pueblo.
31 El pueblo creyó, y al oír* que Yahvé había visitado a los israelitas y había visto su aflicción, se postraron y adoraron.

Patrocinio

 
 

Introducción a Exodo 

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas

Exodo  4,1
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Mat_13:57


Exodo  4,2
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_7:8-12

Exodo  4,4
NOTAS

4:4 El v. Éxo_4:5, que interrumpe el relato, es una adición.

Exodo  4,6
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Lev_13:1+

Exodo  4,10
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jer_1:6-10

Exodo  4,11
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_18:18; Mat_10:19-20 p

Exodo  4,13
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Isa_6:8

Exodo  4,14
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_7:1-2

Exodo  4,17
NOTAS

4:17 Dios entrega a Moisés un cayado (de ahí su nombre de «cayado de Dios», ver Éxo_4:20), que será el instrumento de los prodigios, Éxo_7:20 b; Éxo_9:22 s; Éxo_10:13 s, etc. Ver el cayado de Eliseo, 2Re_4:29.

Exodo  4,18
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_2:18+

Exodo  4,19
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Mat_2:20

Exodo  4,20
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_4:17

NOTAS

4:20 «su hijo» conj., ver Éxo_2:22; Éxo_4:25; «sus hijos» hebr.

Exodo  4,22
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_1:31; Deu_7:6+

Exodo  4,23
NOTAS

4:23 Los vv. Éxo_4:21-23 son secundarios; anuncian las plagas de Egipto: Éxo_4:21, las nueve primeras plagas y el endurecimiento del corazón de faraón, ver Éxo_7:3+; Éxo_4:22-23, la décima plaga, ver Éxo_11:1+.

Exodo  4,24
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Gén_32:25-33 [Gén_32:24-32]

[2] Jos_5:2-3+

NOTAS

4:24 Relato misterioso por su brevedad y la ausencia de un contexto; no se nombra a Moisés y no se sabe a quién se refieren los pronombres personales. Se puede conjeturar que la incircuncisión de Moisés le atrae la cólera divina; ésta queda aplacada cuando Seforá circuncida realmente a su hijo y simula una circuncisión de Moisés tocando su sexo («sus pies», ver Isa_6:2; Isa_7:20) con el prepucio del niño. Sobre la circuncisión, ver Gén_17:10+.

Exodo  4,26
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Gén_17:10+

Exodo  4,27
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_3:1

Exodo  4,28
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_3:16

Exodo  4,29
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_4:2-9

Exodo  4,30
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Jua_2:11; Éxo_14:31

Exodo  4,31
NOTAS

4:31 «al oír» hebr.; «se alegró» griego.