Numeros  24 Biblia de Jerusalen (Desclee, 2009) | 25 versitos |
1 Cuando Balaán advirtió que agradaba a Yahvé bendecir a Israel, ya no fue como las otras veces al encuentro de los augurios, sino que se volvió cara al desierto.
2 Y al alzar los ojos, vio Balaán a Israel acampado por tribus. Entonces le invadió el espíritu de Dios
3 y entonó su trova. Dijo así*: «Oráculo de Balaán, hijo de Beor, oráculo del varón clarividente*.
4 Oráculo del que oye los dichos de Dios, del que ve la visión de Sadday, del que obtiene respuesta, y se le abren los ojos*.
5 ¡Qué hermosas son tus tiendas, Jacob, y tus moradas, Israel!
6 Como valles espaciosos, como jardines a la vera del río, como áloes que plantó Yahvé, como cedros a la orilla de las aguas.
7 Sale un héroe de su descendencia, domina sobre pueblos numerosos*. Se alza su rey por encima de Agag, se alza su reinado.
8 Dios lo sacó de Egipto, como cuernos de búfalo fue para él. Devora* el cadáver de sus enemigos y les quebranta los huesos.
9 Se agacha, se tumba, como león, como leona, ¿quién le hará levantar? ¡Bendito el que te bendiga! ¡Maldito el que te maldiga!»
10 Se enfureció Balac contra Balaán, palmoteó fuertemente y dijo a Balaán: «Te he llamado para maldecir a mis enemigos y resulta que los has llenado de bendiciones ya por tercera vez.
11 Lárgate ya a tu tierra. Te dije que te colmaría de honores, pero Yahvé te ha privado de ellos.»
12 Respondió Balaán a Balac: «Ya les dije yo a los mensajeros que me enviaste:
13 Aunque me diera Balac su casa llena de plata y oro, no podría salirme de la orden de Yahvé, ni hacer por mi cuenta nada, bueno ni malo; sólo diré lo que me diga Yahvé.
14 Ahora, pues, que me marcho a mi pueblo, ven, que te voy a anunciar lo que hará este pueblo al tuyo al cabo del tiempo.»
15 Entonó su trova y dijo: «Oráculo de Balaán, hijo de Beor, oráculo del varón clarividente.
16 Oráculo del que escucha los dichos de Dios, del que conoce la ciencia del Altísimo; del que ve lo que le hace ver Sadday, del que obtiene la respuesta, y se le abren los ojos.
17 Lo veo, aunque no para ahora, lo diviso, pero no de cerca: de Jacob avanza una estrella*, un cetro* surge de Israel. Aplasta las sienes de Moab, el cráneo de todos los hijos de Set*.
18 Será Edom tierra conquistada, tierra conquistada Seír. Israel despliega su poder,
19 Jacob domina a sus enemigos, aniquila a los fugitivos de Ar*
20 Después vio Balaán a Amalec, entonó su trova y dijo: «Primicias de las naciones, Amalec; pero al cabo perecerá para siempre*
21 Vio luego a los quenitas, entonó su trova y dijo: «Firme es tu morada, Caín, en la peña has puesto tu nido*.
22 Pero el nido es de Beor; ¿hasta cuándo te tendrá cautivo Asur*
23 Entonó luego su trova y dijo: «Pueblos del Mar* reviven por el Norte,
24 barcos por el lado de Quitín. Oprimen a Asur, oprimen a Héber*; también él perecerá para siempre.»
25 Luego Balaán se puso en marcha, de vuelta a su país. También Balac se fue por su camino.

Patrocinio

 
 

Introducción a Numeros 

Fuente: Nueva Biblia de Jerusalén (1998) - referencias, notas e introducciones a los libros

Patrocinio

Notas

Numeros  24,3
NOTAS

24:3 (a) Aquí comienza una nueva serie de oráculos que pertenecen al ciclo yahvista.

24:3 (b) Lit. «cuyo ojo es perfecto» settam, siguiendo el griego; «cuyo ojo está cerrado», setûm, hebr.


Numeros  24,4
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Gén_17:1+

NOTAS

24:4 Sentido discutido. Otra traducción: «del que cae, y se le abren los ojos».

Numeros  24,5
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Sal_84:2 [Sal_84:1]; Isa_54:2-3

Numeros  24,7
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Núm_24:17; Gén_49:10; Isa_9:5 p [Isa_9:6]; Isa_11:1 s

NOTAS

24:7 Seguimos el griego; este oráculo parece referirse al «mesianismo real» y apuntar directamente, o a Saúl, vencedor de Agag, rey amalecita, 1Sa_15:8, o a David, que también combatió a los amalecitas, 1 S 30. El hebr. es totalmente diferente y puede traducirse: «el agua desborda de su cubo y su semilla (está en) aguas abundantes».

Numeros  24,8
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Núm_23:22-24; Deu_33:17

NOTAS

24:8 Israel. La continuación del v. es incierta y el texto corrompido. En lugar de «cadáver» los masoretas entendieron «naciones».

Numeros  24,9
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Gén_49:9

[2] Gén_12:3; Gén_27:29

Numeros  24,17
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Apo_2:28; Apo_22:16; Gén_49:10+

NOTAS

24:17 (a) La estrella es en el antiguo Oriente signo de un dios; de ahí pasó a ser signo de un rey divinizado. Véase igualmente Isa_14:12. Este término parece evocar aquí la monarquía davídica y, para el futuro, al Mesías.

24:17 (b) En lugar de «un cetro», el griego dice «un hombre», y en lugar de «sienes», «príncipes». La misma palabra hebrea significa «sienes» y «confines».

24:17 (c) Aquí, tribus beduinas. El poeta va a pasar revista a los adversarios de Israel en la vecindad de Canaán.

Numeros  24,18
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Deu_2:1+; Gén_25:23+; Gén_27:39+

Numeros  24,19
NOTAS

24:19 «Enemigos» transposición de Núm_24:18, donde el hebreo lo pone después de «Seir». «Ar» ver Núm_22:36, en lugar de hebr. «ciudad» (`îr).

Numeros  24,20
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Éxo_17:8+; Éxo_17:14; 1Sa_15:3

NOTAS

24:20 «Perecerá para siempre» sam.; «será hasta la ruina (?)» hebr. Lo mismo en Núm_24:24.

Numeros  24,21
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] 1Sa_15:6

NOTAS

24:21 Juego de palabras entre qen, nido, y qyn, Caín, restituido por el ritmo. Los quenitas son nómadas (ver 1Cr_2:55, donde son hermanos de los recabitas) en estrechas relaciones con Madián (ver Núm_10:29; y Jue_1:16). Rechazados por los edomitas (el Beor de Núm_24:22 parece ser el del Gén_36:32), conquistan el país de los amalecitas, Jue_1:16; 1Sa_15:4, 1Sa_15:6, ver 1Sa_27:10 y 1Sa_30:29, y se les encontrará hasta en la llanura de Esdrelón, Jue_4:11, Jue_4:17; Jue_5:24. Caín debe ser relacionado con Quenaz, nombre del padre de Otniel, hermano a su vez (¿o sobrino?) de «Caleb el quenizeo» (asimilado otras veces a la tribu de Judá), Núm_32:12; Jos_14:6, Jos_14:14; Jos_15:17; Jue_1:13; Jue_3:9-11; 1Cr_4:13. En Gén_15:19 los quenizeos son nombrados entre los quenitas y los cadmoneos («los hijos del Oriente» de Gén_29:1; Jue_6:3, etc.) y en Gén_36:11, Gén_36:42, Quenaz es nieto de Esaú y hermanastro de Amalec, lo cual expresa una relación geográfica más bien que etnográfica.

Numeros  24,22
NOTAS

24:22 El texto, muy dudoso, lo corregimos según el griego. La mención de Asur, aquí y en Núm_24:24, es sorprendente: no puede tratarse de Asiria, porque esto situaría el oráculo muy tarde (s. VIII a.C.); quizá se trata de la tribu de Asur mencionada en Gén_25:3.

Numeros  24,23
NOTAS

24:23 Lit. «de las islas» mediante una ligera corrección. Estos «pueblos del Mar», de los que formaban parte los filisteos, irrumpieron en Egipto y Palestina a fines del s. XIII a.C.

Numeros  24,24
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Dan_11:30

NOTAS

24:24 Quitín: Chipre, pero también las costas del Mediterráneo oriental. Héber: ver Gén_10:21; Gén_11:14, población a la que se vincula Abrahán, Gén_11:26; hay que relacionar con «Héber» el nombre de los «hebreos» (ver «Abrán el Hebreo», Gén_14:13), cualquiera que sea el origen real de este nombre.

Numeros  24,25
REFERENCIAS CRUZADAS

[1] Núm_31:8