Y llamó Dios al firmamento "cielo". Y atardeció y amaneció: día segundo.

(Genesis 1,8)

© Biblia Jerusalén (1998)

Patrocinio